Blog

En 786 Marketing nos encargamos de reconocer a todo aquel emprendedor que haya alcanzado el éxito y logrado sus metas. El día de hoy te presentaremos la entrevista a Luis Pérez, un venezolano que ahora está aquí para contarnos toda su trayectoria de emprendimiento, cómo ha logrado superarse y cumplir sus sueños.

En el Restaurante 1111 Peruvian Bistro donde los 2 laboran. Dos generaciones en el mundo gastronomico.
Con su hijo Gabriel Pérez

¿De qué parte de Venezuela es usted?

Soy de Caracas, Venezuela. Nací, como todo buen venezolano, en la parroquia San Juan en la maternidad Concepción Palacios el 21 de enero del año 1969.

¿Qué es lo que más extraña de su país?

Lo que más extraño de mi país es obviamente la familia, mis padres, lo poco que queda en Venezuela de la familia de mis tíos, mis primos porque ya el 90 % de la familia, diría yo, ha emigrado. 

Tengo una familia nueva la cual es mi esposa y mis hijos obviamente, por la cual estoy acá en los Estados Unidos.

¿Qué tipo de obstáculos se le han presentado en su vida profesional y cómo pudo superarlos?

Obstáculos se les presentan a todos en la vida. Creo que en el área de restaurantes, donde he estado por veinticinco años aquí en Miami, he pasado muchos. Gracias a mi esposa y mi familia he logrado superarlos todos y siempre es un reto muy grande el poder saltarlos porque hay que seguir adelante.

Empecé a trabajar en el área de restaurantes como camarero durante los primeros seis meses, siempre en el front house (atención directa al cliente), después estuve como food runner (“corredor de la comida”), un trabajo muy estresante en el sentido de que, pues, todo tiene que salir bien y todo tiene que estar llegando a la mesa correctamente, saber el menú…

Después de ahí comencé a ser server (camarero) y, con los años, terminé siendo manager de varios restaurantes en Miami. Actualmente trabajo en “1111 Peruvian Bistro” (desde hace cuatro años), gracias al señor Martín Monteverde.

Los obstáculos prácticamente se presentan a diario, pero hay que superarlos, salir adelante y seguir trabajando. 

Restaurant Peruvian Bistro Brickell – Miami – Florida

¿Cuál es el logro que lo ha hecho sentir más orgulloso?

Llevar este restaurante, “1111”, a donde está. Es uno de los mejores restaurantes peruanos, si no el mejor de todo Miami. Estamos en Brickell luchando con todo lo que pasa aquí en el área de restaurantes: abren, cierran varios negocios… la economía siempre ha estado bastante fuerte, pero seguimos aquí y adelante, pronto seguiremos en Pinecrest.

¿Considera que fue fácil su camino para emprender?

No, el camino para emprender no es nada fácil, pero tienes que tener perseverancia, mucha paciencia, ser honesto. Hay que tener bastantes cualidades, querer superarse y querer salir de donde estás en ese momento.

En realidad no, no ha sido nada fácil, han sido años de muchas batallas, unas ganadas otras perdidas, pero con muchas ganas de seguir adelante.

¿Cómo se ve dentro de cinco años?

En cinco años sigo siendo el mejor gerente general de restaurantes de Miami, ¡jaja! 

¿Qué consejos le daría a los jóvenes que tienen aspiraciones de emprender?

Pues que se lo propongan y empezar, continuar, perseverar y alcanzar los objetivos que se pongan en la vida. 

Yo formé mi familia, tengo tres hijos hermosos, mi esposa es venezolana […] Dos personas con ganas de echar para adelante pueden hacer muchas cosas, solo cuesta un poquito más, pero también se puede.

Mis hijos: Melissa: bellísima, mi hija Vanessa, pues espectacular y mi hijo Gabriel. Melissa tiene 22 años, Vanessa va a cumplir 21 en diciembre, Gabriel tiene 17, así que ya tengo dos mujeres y un hombre bien formados, y, como dije, gracias a mi esposa, a mí, a mi trabajo y a las personas que me han dado la oportunidad y no he defraudado… Así que sí, sí se puede […] todo es cuestión de querer superarse, tener las ganas y la perseverancia, creer en tí mismo y confiar en que los sueños se cumplen si te lo propones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *