Venezolanos Ilustres –

Alejandro Carreño, violinista

“He tenido que adaptarme al sonido de cada orquesta y a su estilo, lo cual ha sido fascinante, pero al mismo tiempo ha sido el resultado de un trabajo muy fuerte”

Alejandro Carreño es un violinista que se desenvolvió como concertino de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, como integrante del Cuarteto de Cuerdas Simón Bolívar, y músico invitado en la Filarmónica de Berlín y la Filarmónica de Viena.

Nació en Trujillo, Venezuela, en 1984. Desde 1994, comienza su aprendizaje del violín en el núcleo de El Sistema del Maestro Abreu. En 1996, se mudó a Caracas para expandir su conocimiento en la Academia Latinoamericana de Violín “José Francisco Del Castillo”. Sin detenerse, continúa entre los años 2002 a 2004 en Boston, estudiando con Marylou Speaker y Donald Weilerstein. Su estadía en aquel país le permitió asistir a clases magistrales con Rainer Honeck, Kolja Blacher, Rainer Küchl, Pinchas Zukerman, Aaron Rossand, James Boswell, entre otros más.

Alejandro Carreño
Alejandro Carreño, concertino de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, integrante del Cuarteto de Cuerdas Simón Bolívar, y músico invitado en la Filarmónica de Berlín y la Filarmónica de Viena.

Su manejo del instrumento, le permitió ser solista en presentaciones dirigidas por Claudio Abbado, Gustavo Dudamel, Diego Matheuz y Wolfram Christ. Con el Cuarteto de Cuerdas Simón Bolívar, pudo grabar un álbum para el Deutsche Grammophon en 2013. Ha sido concertino de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, The Orchestra of the Americas, primer violín de la Orquesta del Festival de Lucerna y hombro de los segundos violines de la Staatskapelle Dresden que dirige Christian Thielemann. Fue violinista invitado para la Orquesta Filarmónica de Viena. En 2018, también fue invitado a ser parte de la Orquesta Filarmónica de Berlín, junto al director Gustavo Dudamel, y el contrabajista Edicson Ruíz.

Un músico que viene de El Sistema ve hacia arriba y mira a la Filarmónica de Berlín o la de Viena como el tope, no solo por su calidad, evidentemente también porque el maestro Abreu nos hacía escuchar las sinfonías de Tchaikovsky interpretadas por la Filarmónica de Berlín con Karajan como director. Nuestra relación con Berlín es especial y lo más maravilloso es que el maestro Abreu logró que algunos de quienes fueron sus directores, como Simon Rattle o Claudio Abbado, vinieran a Venezuela a trabajar con nosotros.

Alejandro Carreño
En el 2013, el Cuarteto de Cuerdas Simón Bolívar se presentó por segunda vez en el Festival de Salzburgo. Créditos Fotografía: Silvia Lelli

Tuvo proyectos con la Filarmónica de Luxemburgo y fue violinista para la edición 2019 del Festival Música sull’Acqua en Italia. Alejandro es un apasionado por la música, años atrás cuando tuvo la oportunidad de regresar a Venezuela por corto tiempo a visitar a su familia, contaba para Venezuela Sinfónica, cómo pasó un día completo dando clases. Otra información interesante que compartió en dicha entrevista, con respecto a su proyecto más resaltante en la Filarmónica de Berlín, fue:

Tengamos en cuenta que la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, la Filarmónica de Berlín y la Filarmónica de Viena han tocado en el mismo año y en los mismos festivales, así que nosotros íbamos a ver sus conciertos y ellos venían a los nuestros, nos veían como una orquesta especial y ese es un reconocimiento que tiene mucho peso. Así que no solo nosotros los venezolanos hemos visto en ellos algo especial, ellos también han visto lo mismo en nosotros.

Alejandro es un músico que sigue soñando y trabajando por alcanzar grandes orquestas del mundo, sabemos que pronto podremos ver y continuar aplaudiendo su talento.

Post Views: 327
scroll to top