Venezolanos Ilustres –

Carlos Claverie, más de 10 años dedicado a la natación

“Para mi la natación es más que solo un deporte, es mi vida.”

Carlos Claverie nació en Caracas el 19 de septiembre de 1996. Sus padres son jugadores profesionales de tenis, ellos tuvieron siempre el interés de integrarlo a la vida deportiva, por tal motivo incursionó en el tenis, fútbol, golf y por supuesto, la natación, aunque solamente era para aprender a nadar. Antes de sus diez años quedó en una encrucijada, debía elegir entre tenis y natación. “Yo creo que me gustaba más el sentido de los nervios antes de competir, mis amigos, el ambiente me gustaba más que en el tenis.” Esto lo llevó a desarrollar su propio estilo, pecho, porque siempre se le ha dado con mayor facilidad y apropiarse del deporte que ahora es su vida misma.

Para el 2013, ya era parte de la selección de natación del estado Miranda, participó en la XIX edición los Juegos Deportivos Nacionales Juveniles realizados en Venezuela, alcanzando medallas de oro y plata. En el mismo año rompió el récord de 400 metros combinados de Rodrigo Giménez, en los mismos juegos del año 1987. Asistió el mismo año al IV Campeonato Mundial Juvenil de Natación 2013, en Dubái, consiguiendo el quinto lugar en la prueba final de los 100 metros.

Carlos Claverie fue a los II Juegos Olímpicos Juveniles Nanjing 2014, donde ganó medalla de bronce en la prueba de los 100 metros pecho y plata en los 200 metros de la misma modalidad. Asistió al Open de España, donde ganó oro en los 200 metros pecho, que de hecho, fue tiempo récord de 2 minutos. Le siguió los X Juegos Suramericanos en 2014, recibió medalla de plata por en los 100 metros estilo pecho, más tres medallas de bronce. Otro de sus juegos más importantes fue en las Olimpiadas de Río 2016, aunque no recibió medalla, alcanzó grandes puntos para estar entre los mejores de natación del mundo. Ahora, se prepara para las Olimpiadas Tokio 2020.

Carlos Claverie
Carlos Claverie ha representando a Venezuela en muchas ocasiones, incluso en las olimpiadas.

Carlos sin natación "no hubiera podido conseguir ni vivir"

Carlos considera que el ejemplo de sus padres como deportistas fue la principal motivación para convertirse en atleta de alto rendimiento. Hay muchas cosas que le agradece a la natación, ya que sin este no habría conseguido vivir. “Ir a competencias nacionales e ir consiguiendo mis metas poco a poco, fue lo que también me llevó a querer ser más y a soñar en grande.” Se considera deportista de sangre, aunque desde los 12 años comenzó en natación, ha estado luchando por sus sueños desde muy temprano. Aún con toda la natación en su vida, consiguió el tiempo para graduarse en mercadeo.

Sin embargo, cuando Carlos Claverie comenzó en la natación, no tenía expectativas tan altas, era más una actividad deportiva para hacer amigos y viajar por venezuela. Pero conforme vivía más entre piscinas y entrenamientos, más deseos de entrenar fuerte y mejorar los tiempos se desarrollaron, “hasta que fui llegando poco a poco con constancia y ayuda de mis entrenadores”. Justamente fue la constancia, apoyada por la determinación, la más grande enseñanza que ha aprendido de la natación. Además, reconoce que el trabajo duro es sumamente importante para alcanzar las metas y los tiempos. “También me ha enseñado que uno tiene que ser paciente y que lo bueno se hace esperar.”

Para Carlos, describir las experiencias en competencias internacionales son un poco indescriptibles, desde los viajes que considera muy únicos cuando está con sus compañeros, a su vez se vuelve enriquecedor el convivir con tantas diferencias pero en el mismo ambiente de alegría. Luego le sigue las competencias con los mejores de América, que sigue siendo muy emocionante y lo que más le contenta es representar a Venezuela en todas estas, “son tantas memorias que es difícil describir.” En cuanto a su vivencia en las olimpiadas de Río 2016, fue un sueño de muchos años sacrificados para finalmente verlo hecho realidad y encontrarse entre los mejores del mundo. Sin embargo, en este tipo de competencias es importante mantener la concentración, “es fácil estar mentalmente disperso por la inmensidad del asunto y de los Juegos”.

Carlos Claverie
Las competencias llevaron a Carlos a soñar más grande con la natación.

Carlos Claverie comenta sus logros, proyectos y preparación para Tokio

Expresándose de su logro más resaltante, Carlos Claverie se siente muy orgulloso de haber podido graduarse de mercadeo en los Estados Unidos, así como estar entre los mejores del mundo en la natación. Entre sus gustos se encuentran la pintura, el dibujo, la cocina y repostería, “me gusta cocinar y hacer postres, me encantan los dulces y ver recetas online”. En su tiempo libre, además de realizar las actividades ya mencionadas, disfruta rodeado de sus familiares y amigos. “Al igual que ver series en Netflix para relajarme.”

Por otra parte, para Carlos Claverie elegir un plato favorito de la cocina venezolana se le hizo difícil, “porque me encanta toda la comida venezolana. Pero algo que sí soy es amante de las arepas, más si están recién salidas del horno, bien crujientes y con carne mechada.” Con respecto al lugar que lleva en su corazón, el puesto se lo lleva el Ávila. “El poder manejar en las mañanas yendo a entrenar o al colegio, y ver el paisaje tan espectacular que nos regalan las montañas de Caracas, no tiene precio.”

Siguiendo con los gustos deportivos, sigue muy interesado por el tenis, además de que lo entrenó y creció rodeado de la destreza, su hermano es jugador activo, lo que lo convierte en un seguidor del tenis. Tanto que el atleta que más admira es un icono, el suizo Roger Federer, “Es una persona super trabajadora, el mejor del mundo, y al mismo momento es super humilde. Cada vez que estoy en una situación un poco dificil, lo unico que pienso es ¿Qué haría Roger Federer en esta situación?”. Carlos apoya el béisbol universitario de los Estados Unidos, así como el venezolano, siendo fan de los tigres de Aragua. Le gusta observar las competencias de otros deportes olímpicos, como el atletismo, judo y voleibol de playa.

Para llegar a Tokio 2020, Carlos Claverie necesita lograr la marca A. Aunque está cerca de los tiempos, aún le falta una competencia clasificatoria y más oportunidades para competir. Carlos desea asistir a estas próximas olimpiadas, pero no tiene planes para cuando finalicen, “es algo que quiero tomar poco a poco y dejarlo todo. Veré que hago después”. De hecho, la competencia se ha visto interferida por la pandemia. “Más que nada la incertidumbre, el no saber si hay competencias a corto plazo.” A esto se le suma lo complicado que son los entrenamientos en piscinas, dando como resultado incluso la pérdida de motivación.

No obstante, para Carlos impulsarse durante una competencia piensa en los sacrificios, los entrenamientos y todo el trabajo arduo. De ahí también sale su confianza, “Saber que estoy listo y que he hecho todo lo posible hasta ese punto. Ya lo que queda es dejarlo fluir.” Por tal motivo, Carlos motiva a los soñadores a trabajar duro. A tener esfuerzo y constancia, porque no hay fórmulas secretas para alcanzarlo.”Suban la cabeza cuando están abajo, porque la persona que se cae 100 veces y se levanta 101, es la persona que va a llegar.”

Carlos Claverie ha demostrado ser un venezolano de motivación, esfuerzos, centrado en sus metas y muy dispuesto a seguir alcanzado grandes números. Muestra su completa naturalidad, lo que le ha hecho ser una persona extraordinaria. El mejor de los éxitos para él y que sean muchos los triunfos que lo sigan.

Post Views: 178
scroll to top