Venezolanos Ilustres –

César Rengifo, arte que habla de la realidad

Provengo, pues del pueblo y voy ligado a él por conocimiento y sentimiento

César Rengifo fue un muralista, pintor, dramaturgo, periodista y representante del arte realista venezolano. Su legado y palabras fueron sinceros, de una era donde, naturalmente, la realidad era diferente. Sin embargo, actualmente muchas fuentes pueden decir cualquier dato acerca de su vida, incluso tergiversando u omitiendo información que distan con creces del verdadero significado.

César Rengifo dejó su huella en el realismo social

El mundo lo vio nacer en Caracas el 15 de mayo del año 1915. Entre los años 1930 y 1935, ingresó en la Academia de Bellas Artes de su misma ciudad natal. En 1936, viaja a Chile por una beca, especializándose en técnicas murales y pedagogía de las artes plásticas. Sin haber concluido, de Chile parte a México, a la Academia de San Carlos y a la Escuela de Esmeralda donde sí finaliza su especialidad en murales. Conoce a diversos artistas de la conocida técnica que comenzaba a tomar mayor auge, entre los que sobresalen David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera.

Esta experiencia se vuelve tan enriquecedora, que lo hace adentrarse en la temática social, adaptando “el empaste liso, los efectos de relieve y de claroscuro.” A su vez, esto le alentó a tener interés por lo político, llegando a enlistarse al partido comunista de México, lo mismo realiza para su regreso a Venezuela, en 1937. Su regreso fue ocasión para que César Rengifo comenzará sus trabajos como escritor. En México había publicado “Ala y alba”. En Venezuela, comenzó con la revista de la Federación de Estudiantes de Venezuela (FEV); Últimas Noticias, donde pudo ser miembro fundador y principal redactor, además de ser periodista para el diario El Heraldo (1942), profesión en la que estuvo colegiado.

César Rengifo
César Rengifo, autorretrato, Mayo 1968.

Por supuesto, ya había dejado sus primeros trabajos como dramaturgo. En 1952, funda su grupo de teatro “Máscaras”. Varios de sus trabajos escritos fueron publicados por El Nacional y la revista Élite. Un aproximado de 40 historias escritas y puestas en escena. Estuvieron los poemarios inéditos y ensayos, de los cuales varios pudieron ser recuperados y editados por la Universidad de los Andes en 1989.

Durante 1948, se centró en la pintura. César Rengifo fue parte de los debates sobre realismo en el arte, junto a Miguel Arroyo, Mateo Manaure, Miguel Otero Silva, Pedro León Castro y Luis Guevara Moreno. Esto le inspiró a crear “Con moraleja”. Sus pinturas se caracterizaban por retratar zonas desérticas, llenos de personalidades anónimas, de espalda, sin calzado y en viviendas con techos de zinc. La injusticia es el argumento de un conjunto de obras donde se van sumando elementos figurativos que dan cuenta del éxodo de campesinos a la ciudad, y de la aparición del petróleo como causa principal del empobrecimiento de los sectores populares. (IAM Venezuela)

Los mensajes de César Rengifo, tanto en pinturas como en escritos, estuvieron enfocados en las diferencias sociales, las injusticias y la condición humana. Los hijos de los barrios (1967) es otra de sus obras que mejor lo representa. Entre 1958-1960, fue el Director de Extensión Cultural de la Universidad de Los Andes en la ciudad de Mérida, donde también tuvo la oportunidad de crear la Escuela de Artes Plásticas.

César Rengifo
Para César Rengifo la pintura y el teatro fueron su máxima expresión

“El Mito de Amalivaca” es su mural y obra más estimada

“El Mito de Amalivaca” realizado entre los años 1955 y 1956, es un mural mosaico que permanece en el centro Simón Bolívar de Caracas. Muestra la leyenda de la mitología indígena, Amalivaca. Otras de sus obras fue en 1973, el mural “Creadores de la nacionalidad”. En el año en 1954 recibió el Premio Nacional de Pintura. Otros galardones fueron: El Premio Arturo Michelena y en 1980, el Premio Nacional de Teatro.

En cuanto a los trabajos de César Rengifo: para 1938, realizó su primera exposición individual en el Club Caracas, Caracas. Entre sus pinturas, existen: Una rosa para mi ciudad (1971),  La flor del hijo (1954), Autorretrato César Rengifo, entre otros. Escritos: Curayú o El vencedor, Oscéneba, Apacuana, Curiacán, Por qué canta el pueblo (1937), Esa espiga sembrada en Carabobo (1971), Las mariposas de la oscuridad, El vendaval amarillo, El raudal de los muertos cansados, Las torres y el viento, Voces al compañero, Los hombres de los cantos amargos: drama en tres actos.

pintura
Pintura de César Rengifo: Paisaje – drama. 1953. Galería de Arte Nacional, Caracas.

César Rengifo fallece en Caracas, el 2 de noviembre de 1980, a sus 65 años, la causa: trombosis. Sus restos fueron velados en la Galería de Arte Nacional (GAN), donde recibieron muestras de respeto de todos los sectores del país, incluido el presidente de la República, doctor Luis Herrera Campins. (PRODAVINCI).

Un venezolano, que según las palabras de su propia hija, Diana Rengifo, creó obras de impresionante vigencia y es además atemporal. Un patrimonio cultural para nuestro país y un artista de sentimientos reales por comprender a los humanos. Nuestro ilustre César Rengifo.

  Facebook: venezolanosilustres

Twitter: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

Post Views: 87
scroll to top