Venezolanos Ilustres –

Flor Isava Fonseca una de las únicas mujeres latinas en el COI

“Mi orgullo es que gracias a ese nombramiento hoy en día es obligatorio que el Comité Olímpico cuente con la participación de las mujeres en todos sus ámbitos. Cuando veo el número de ellas me siento satisfecha.”

Flor Isava Fonseca fue campeona internacional de equitación femenina, conocido en su época como Amazona. Sin embargo, llegó a destacar en distintas disciplinas, esto debido al apoyo de su madre, Dolores Fonseca, quien la inscribió en natación, donde recibió premios al igual que en tenis y golf, además de haberse desenvuelto por un tiempo en hockey.

Fue homenajeada como la Dama del deporte, pionera en la participación del Comité Olímpico Internacional (COI), como parte de la Comisión Ejecutiva del COI, durante 1990 y 1994. Con los 126 años de historia que posee el comité, sólo 4 mujeres latinas han pertenecido a su equipo, entre ellas, por supuesto, Flor Isava Fonseca. De hecho, en 1994 optó por la vicepresidencia, pero no lo logró, sus palabras fueron “falta aún mucho tiempo para que los señores del COI acepten a una mujer en ese puesto. Pero estoy satisfecha por haber cumplido el deber de abrir ese frente para las mujeres“. 

Flor Isava Fonseca
Flor Isava Fonseca fue campeona nacional e internacional de equitación.

Flor Isava Fonseca dedicó su vida al deporte

Flor Isava Fonseca nació el 20 de mayo de 1921. Sus padres estaban dedicados a la filantropía, sobre todo a la Cruz Roja Venezolana, de ahí surgieron muchos viajes, por los que Flor se pasó sus primeros años en Europa. Su papá fue presidente de la Cruz Roja Venezolana y la mamá del comité de damas, fue quien formó el voluntariado. Ella también participó de ello, llegó a ser la vicepresidenta de la Cruz Roja Venezolana más obras benéficas que ella misma creó.

Durante sus estudios en Europa aprendió de piano, pintura, ballet y literatura, pero el deporte la cautivó por completo. Para el momento de la primera guerra, vuelven a Venezuela, “era muy jovencita y aquí todo el mundo jugaba tenis o montaba a caballo, así que comencé a montar. Eran los tiempos de la Caracas de los techos rojos.”

Estuvo entre el tenis y la equitación, pero llegó el momento en que las competencias coincidian, tomando la decisión, eligió los caballos, a lo que afortunadamente su padre, Rafael Isava Núñez, le obsequia uno. Seguidamente, comienzan las creaciones a manos de Flor Isava Fonseca, pionera en el deporte, forma la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres (FVDE) en 1947. Le sigue el Campeonato Confraternidad de Amazonas y se encarga del Suramericano de Salto, llevándolo a toda latinoamérica. En 1965 toma un puesto en el Comité Olímpico Venezolano (COV). Hasta 1966 pudo dedicarse activamente como equitadora, tuvo un accidente que le impidió continuar. Pero su trayectoria era increíble, así que continúa sus aportes.

Dado que su vida era el deporte, en 1969 experimenta con el golf, lo que resulta positivo y recibe triunfos, como el Subcampeonato Nacional de Dobles de Damas que ganó con Diana Zingg en 1975, el Subcampeonato Nacional de Dobles Mixtos con Jonatan Coles y el Campeonato Nacional de Dobles de Damas con Doris Wright 1976. En su momento de ascenso en el Comité Olímpico Internacional (COI) la acompañó la finlandesa Pirjo Häggman, las primeras mujeres en ser parte.

Flor Isava Fonseca
Flor Isava Fonseca representando a Venezuela en concurso hípico en los Juegos Olimpicos de 1956. © Venezuela Equestrian Federation

Flor Isava Fonseca llegó a trabajar como columnista en El Universal. Llevó por título “Cómo, cuándo y dónde hacer deporte”. Todos los sábados durante 9 años Flor respondía a las polémicas y daba información resaltante para el momento. “Después vinieron mis accidentes, mis fracturas y llegó el momento en que ya no podía competir pero estaban las obras sociales de mis padres con los ciegos y la Cruz Roja Venezolana. Esta labor hacia los demás tuvo una influencia en mi vida.”

Por lo que Flor comenzó a dedicarse a la filantropía sin alejarse realmente del deporte, este lo uso como fuente de inspiración para la Fundación Flor Isava, utilizándolo como medio de transformación de la sociedad a los barrios y las cárceles venezolanas. Trabajó también en programas sociales cuando la nombraron Comisionada Nacional para el Deporte por el Presidente de la República entre los años 1989 y 1994. “Allí se desarrolló un proyecto para preparar a la gente. Se hicieron maravillas de programas”.

Flor Isava Fonseca fue incluida en el salón de la fama en 1972

Como una venezolana insaciable por el deporte y el trabajo social, Flor Isava Fonseca fue incluida en el salón de la fama junto a Alfonso Carrasquel y Julio Bustamante. Recibió 37 condecoraciones, resaltan la Orden Andrés Bello, Caballero de la Legión de Honor de la República Francesa, Condecoración al Mérito Civil del Reino de España, la Orden Olímpica, Orden de Honor del Ministerio de Educación de Taiwán, entre muchas otras. En 1992 el COV fundó la Biblioteca Flor Isava con libros donados por ella misma. El mismo comité venezolano creó la Orden Flor Isava Fonseca, este es un premio anual para atletas, dirigentes, entrenadores o periodistas deportivos más resaltantes. En el 2016 fue seleccionada como imagen de la campaña  “Una victoria lleva a la otra” organizado por la Organización de las Naciones Unidas Mujeres (ONU) y el  Olímpico Internacional (COI), para este momento Flor tenía 95 años.

El 25 de Julio del 2020, Flor Isava Fonseca, a sus 99 años, se despide del mundo. La dama del olimpismo venezolano vivió una vida de aventuras, éxitos y ayuda en completa plenitud. Sus hijas siguieron su ejemplo y su legado continuará vigente en los corazones de cada venezolano, porque su historia siempre será recordada como la pionera. 

Flor Isava Fonseca
Trofeos en casa de Flor Isava Fonseca. Fotografías: Juan Luis Clemente, 23-05-2019 .

“Debo aclarar que en el deporte no necesariamente se necesita ser campeón. El deporte busca que la juventud lo practique, está para hermanar a los pueblos. Para ser campeón se debe vibrar con la competencia, con el placer de competir y disfrutar la gran euforia de ganar. Debe existir una voluntad férrea y una profunda humildad. Debe haber una mente equilibrada que pueda recibir la derrota sin dramas.”

Post Views: 119
scroll to top