Venezolanos Ilustres –

Irene Bosch, fundadora de E25Bio

Irene Bosch es una científica que ha estado desarrollando junto a su equipo de E25Bio, un test que permite resultados en 15 minutos para detectar contagiados por coronavirus: No se puede sacar una vacuna en 30 días, pero sí se puede hacer un test rápido en 30 días.

Con la reciente epidemia que ha detenido al mundo entero, Irene Bosch, ha resaltado en varios titulares como encargada del proyecto que desarrolla un test clave para detener el contagio del Covid-19.

Irene Bosch es una venezolana, licenciada en Biología egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV), realizó doctorados en la Universidad de Harvard en Biología Molecular y Medicina Tropical. Sus trabajos previos fueron en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y en el Massachusetts Institute of Technology.

Irene Bosch
Irene Bosch, bióloga y científica

En 2018, Irene junto a Bobby Brooke Herrera y Lee Gehrke fundaron E25Bio, laboratorio que se enfoca en el estudio de enfermedades infecciosas, realizando exámenes rápidos para detectar su presencia en los sistemas humanos. El laboratorio es reconocido por sus aportes para la investigación del dengue, zika y chikungunya. Por eso The Engine, el centro del MIT, los seleccionó para trabajar en el diagnóstico del Covid-19.

El test lleva el nombre Point Of Care Covid-2

Se trata de un test similar a las pruebas de embarazo, cuyo resultado estará disponible en 15 minutos. De hecho, esta prueba ya existía: no es nuevo el diseño, lo que sí es una novedad fue la rapidez con que fue elaborado para la detección de este virus. El resultado lo dará a partir de una muestra nasofaríngea, estas son de las secreciones de la parte superior de la garganta, que se unirá a los anticuerpos, causando reacción cuando detecta las proteínas del virus, el resultado será positivo cuando refleje una línea roja.

Irene Bosch
Irene Bosch presentando detalles sobre el test

Para Irene y su equipo, esta es la manera más eficaz de apagar la pandemia: es bueno tener estas herramientas a mano, porque permitirán controlar eficazmente la epidemia. El error que cometió tanto el sector privado como el de la salud pública fue enfocarse en la creación de un tratamiento y no en diagnosticar temprana y rápidamente.

Para realizar la prueba, utilizaron “a su primo-hermano, el SARS 2003, y nos dimos cuenta de que había reactivos muy buenos que se podían enganchar con mucha precisión al nuevo (virus). Rápidamente hicimos un tamizaje complejo que nos permitió escoger dos anticuerpos que tienen que trabajar mano a mano para agarrar al virus“.

En marzo, el proyecto estaba en proceso de validación y fabricación. “Por lo tanto, la fase de producción debe durar cuatro semanas, para que pueda arrancar con un número significativo. El resto será cuestión de empacarlo y enviarlo”.

Irene Bosch, al igual que muchos científicos alrededor del mundo, trabajan sin descanso por una causa mayor. Honramos su esfuerzo y dedicación desde Venezolanos Ilustres.

Post Views: 309
scroll to top