Venezolanos Ilustres –

Jacinto Convit vivió más de 70 años dedicado a la medicina

“Trabajar en el área de la salud es un principio: permite ser útil a la sociedad con toda la fuerza y el conocimiento que se tiene. Este servicio a la sociedad debe ser consecuencia de la vocación y del compromiso al graduarse”

El héroe de la salud pública, uno de los médicos más influyentes e incluso llegando a ser considerado como uno de los más importantes en la historia de la humanidad, Jacinto Convit, un médico venezolano que dedicó la mayoría de su vida a la investigación científica del cual su pilar más importante era la salud.

Jacinto Convit
Cr. jacintoconvit.com

Los aportes de Jacinto Convit se centraron en la lepra, la leishmaniasis, la parasitología, la inmunoterapia y hasta sus últimos años, el cáncer. Entre todos, el interés por la lepra fue uno de los mayores aportes para Convit. No solo fue un sueño efímero que se esfumó, fue una vida de trabajo arduo para demostrar el amor y la solución a los pacientes con lepra que en su época eran tratados como menos que humanos.

El trato humano para los pacientes con lepra fue el sueño de Jacinto Convit 

El 11 de septiembre de 1913 nació Jacinto Convit García en Caracas. Sus padres fueron Flora García Marrero y Francisco Convit Martise. Se graduó en el año 1938 como Doctor en Ciencias Médicas. Sin embargo, ya su interés por la lepra estaba vivo un año antes de graduarse, cuando fue invitado por Martín Vegas, profesor de dermatología en la Facultad de Medicina, más Carlos Gil Yépez a conocer la leprosería de Cabo Blanco, en Vargas. Su interés fue tal, que luego de graduarse permaneció como médico residente entre 1940-1943. Su lucha se mantuvo en el trato apropiado para los pacientes de dicha enfermedad. Esto se alargó varios años, lo que le permitió asistir a reuniones internacionales sobre la lepra, tal fue el caso del Congreso Panamericano de Lepra en 1946 y el Congreso Internacional de Lepra en 1948. Así como dirigió grupos venezolanos centrados en el área, tales como director de las leproserías nacionales, médico director de Servicios Antileprosos Nacionales y jefe de la División de Lepra. 

“Fue el responsable de eliminar el estigma social asociado con la condición, sustituyendo el aislamiento compulsorio por la atención ambulatoria, además de estudiar el agente causante de la lepra, Mycobacterium leprae, y las características clínicas y epidemiológicas de la enfermedad.” – Organización Jacinto Convit Venezuela

  La dermatología fue otra área de interés para Jacinto Convit

En 1987 Jacinto desarrolló la vacuna contra la lepra. “Diseñó el modelo de vacunación para combatir la enfermedad contra la que luchó toda su vida, combinando la vacuna contra la tuberculosis y el bacilo Mycobacterium leprae, que Convit inoculó del armadillo, el único animal capaz de infectarse con la bacteria que provoca la lepra.” Debido a su similitud, también desarrolló la vacuna a la leshmaniasis. En 1897 recibió el premio Premio Príncipe de Asturias y en 1988 la nominación al Nobel de Medicina.

 Por otra parte, Jacinto Convit se había especializado en los Estados Unidos en el área de dermatología. Por tal motivo, estuvo muy presente en su carrera. En 1950 fue nombrado jefe de Clínica Dermatológica. De igual modo, aprovechó su oportunidad para establecer un sistema de servicios dermatológicos de salud pública regional en Venezuela, aunque se incluyeron otras enfermedades endémicas

Reconocimientos y publicaciones de Jacinto Convit

Desde 1971, Jacinto Convit fue nombrado Director del Centro Cooperativo para el estudio Histológico y Clasificación de la Lepra por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cargo que ocupó hasta muy avanzada su edad. Fue Presidente de la Asociación Internacional de la Lepra (International Leprosy Association) en 1968 y 1973. Fue presidente de la International Journal of Leprosy Corporation. En 1976 fue seleccionado como director del Centro Panamericano de Investigación y Adiestramiento en Lepra y Enfermedades Tropicales. Fue individuo de número en la Academia Nacional de Medicina de Venezuela desde 1980, mismo año en el que recibió el Premio Nacional de Ciencias en la especialidad de medicina  por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT). 

Jacinto Convit
Cr. Últimas Noticias

Como médico jefe de la División de Lepra del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social de Venezuela donde pudo compartir las publicaciones científicas: El mal de Hansen. Consideraciones sobre el enfermo o enferma dado de alta y otros tópicos relativos a la lepra. Tratamiento preventivo de la erisipela recidivante para la vacunación local. La Vitamina E. Las atrofias musculares de la mano por neuritis leprosa y del tratamiento de estas lesiones por el alfatocolerol. Más, Las lesiones leprosas del cuero cabelludo.

“Aprendí a cuidar a los pacientes desempeñando labores de médico, juez, odontólogo y consejero, que sirvieron ampliamente para enriquecer mi conocimiento sobre la enfermedad y profundizar sobre el aspecto humano de los enfermos” – Jacinto Convit, 1990, escrito durante su estadía en Cabo Blanco.

Jacinto Convit fue designado desde el 01 de agosto de 1973 como Director del Instituto Nacional de Dermatología, planteado por el Consejo Universitario de la UCV. El nombre de la institución fue cambiado durante la gestión del doctor Convit al Instituto de Biomedicina, el 19 de octubre de 1984. Posteriormente, el 28 de mayo de 2014 decidieron mejorar el nombre, cambiándolo a El instituto de Biomedicina “Dr. Jacinto Convit”, debido a su rol como director que cubrió hasta el mismo mes de su fallecimiento.

Aunque Jacinto Convit llevó una vida muy ocupada, no fue impedimento para formar una familia junto a su esposa Rafaela Marotta D’Onofrio, con quien se casó en 1946. De su unión crecieron 4 hijos: Francisco Convit, Rafael J. Convit, Antonio Convit y Oscar Convit.

Convit llevó las distinciones Caballero de la Legión de Honor. Héroe de la Salud Pública de las Américas. Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica (1987). Abraham Horwitz Award (1989). Premio México de Ciencia y Tecnología (1990) y el TWAS Prize for Medical Sciences (2006). El 12 de mayo de 2014, a sus 100 años, Jacinto Convit se despidió sorpresivamente del mundo, aún trabajaba por una vacuna contra el cáncer “basada en terapias inmunológicas”. Se fue, pero dejó un legado que permanecerá por muchas generaciones. 

 Facebook: venezolanosilustres

Twitter: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

Post Views: 96
scroll to top