Venezolanos Ilustres –

Luis Miguel Vence, ingeniero genético

Yo empecé estudiando el lado de la autoinmunidad, pero luego me pasé al estudio del cáncer porque lo veo como más posible de encontrar una solución

La búsqueda por encontrar una solución al lupus, llevó a Luis Miguel Vence a trabajar en el equipo de los ganadores del Premio Nobel de Medicina 2018, junto a James Allison y Tasuku Honjo.

Luis Miguel Vence, es un caraqueño que desde pequeño estuvo interesado en el mundo genético. Su principal motivo para elegir la profesión, se debe a sus orígenes: su padre y su hermano murieron de lupus. Incluso, el mismo Luis padece la enfermedad, ha recibido trasplante de riñón. Cuando estaba en el colegio fue el momento determinante, cursando biología, gracias a Ledy Omaña, Luis contó que:

Fue ella quien hizo que me interesara de manera sorprendente con todo lo que tenía que ver con la genética y las leyes de Mendel, ahí me enamoré de la biología en general. Yo decidí lo que quería estudiar a los 14 años.

Luis Miguel Vence
Luis Miguel Vence. Créditos: El Estímulo

Fue un niño genio, al finalizar el colegio participó en Israel en olimpíadas matemáticas del “Centro Nacional para el Mejoramiento de la Enseñanza de las Ciencias” (Cenamec), ganando el tercer lugar. En 1990, a sus 17 años, recibió una beca para estudiar Ingeniería Genética en la Universidad Louis Pasteur de Estrasburgo, Francia. Posteriormente, cursó inmunología en la Universidad de Harvard, siguió su viaje a Dallas, donde realizó un postdoctorado en células. En 2006, llegó al MD Anderson, donde conoce a James Allison, “yo fui la primera persona que él contrató cuando llegó al MD Anderson, yo lo ayudé a montar el laboratorio en el que trabajamos ahora”.

Luis Miguel Vence en el equipo nobel

Aunque su objetivo era conseguir respuestas al lupus, no pudo negarse a trabajar por una causa que el considero “más posible”: conseguir la solución al cáncer. Luis Miguel reconoce el trabajo de James Allison, por haber convivido y trabajado a su lado, sabe que su terapia ha resultado positiva para muchos pacientes, “hace tiempo sabía que el Dr. (James) Allison iba a ganar el Premio Nobel. Lo estuve esperando los últimos 3 o 4 años. Y es muy emocionante“.

Esta terapia, es conocida como “inmunoterapia”, parte del “ipilimumab”, el “primer fármaco oncológico basado en la activación del sistema inmune”. Este se encarga de bloquear la proteína CTLA-4 presente en las células T, así, estas células se mantienen activas, luchando contra el cáncer. Fue un gran avance, Vence explica:

Hace que el sistema inmune pueda entonces pelear contra el cáncer o reconocerlo. […] Claro que depende del tipo de cáncer. Estos tratamientos son efectivos en, por ejemplo, el melanoma y el cáncer de pulmón. En cambio para otros cánceres, como el de cerebro o el de páncreas, el tratamiento no ha sido tan efectivo todavía.

Luis Miguel Vence
Luis Miguel Vence junto a James Allison

Luis Miguel Vence ha trabajado con el equipo nobel desde hace más de 16 años, él ve al “cáncer y la autoinmunidad como dos caras de la misma moneda. Cuando el sistema inmune funciona bien, no hay ningún problema: elimina bacterias e infecciones. Pero cuando te ataca a ti, te da autoinmunidad: diabetes, artritis. Y cuando te da cáncer, por muy malo que sea, sigue siendo parte de uno. Son células que se volvieron locas y proliferan fácilmente.

Un Venezolano Ilustre que ha demostrado el fruto de los arduos estudios y la capacidad que tiene un ser humano para beneficiar a su propia especie. Miguel no se detiene, continúa “buscando moléculas que permitan el desarrollo de nuevos anticuerpos”.

Post Views: 192
scroll to top