Venezolanos Ilustres –

Mayte Ortiz: “me encanta crear, negociar y vender ideas”

Mayte Ortiz es una chama-pana, enamorada de mi novio de toda la vida, orgullosa del legado de mis padres y abuelos

Mayte Ortiz fue vicepresidente de Mercadeo en uno de los bancos más grandes de Venezuela. Una mujer estudiada, con postgrados y centrada en su oficio. No obstante, junto con su familia toman la decisión de migrar hace 20 años. Los sacrificios fueron muchos, incluyendo tierras de cosechas propias, pero fue parte del riesgo de la decisión.

Cuando Mayte llegó a su nuevo destino, nada de sus conocimientos tenían verdadero valor para los residentes, ni siquiera el ser bilingüe, así que tuvo que reinventarse. Básicamente es comenzar de cero. Realmente pareciera que nada de lo que hiciste vale de nada.

Mayte Ortiz

Mayte Ortiz emprendió en el extranjero desde cero

Sin embargo, Mayte Ortiz estaba decidida a hacerse su propio camino. Todo su conocimiento sí tiene valor. Su experiencia era importante para ella, todo sirve, solo que toma más tiempo. Actualmente es una creativa en los negocios, vende ideas, trae alianzas para su organización. Está completamente orgullosa de que siempre ha sido y es de importancia para todos sus trabajos.

Está contenta con sus logros, después de todo, se dieron porque ella nunca se rindió. En general, fue haberme insertado exitosamente en la economía formal por mí misma. Por mis méritos. Sin recomendaciones. Sus triunfos son diversos, aún así, hizo énfasis en dos: primero, ayudar a la compañía donde comenzó a trabajar; su intervención les permitió alcanzar la certificación gold en USA de parte de una empresa global líder en tecnología. La segunda, fue durante su participación en la Universidad Metropolitana de Caracas (UNIMET). Mayte junto una alumna crearon las bases para el Premio Nacional a la Calidad en Venezuela con soporte del Malcolm Baldridge Award. Luego logramos la aprobación y adecuación de la tesis para CONINDUSTRIA (Confederación Venezolana de Industriales). Desafortunadamente, aunque ya había un decreto y el Premio Nacional estaba creado legalmente, no fue posible implementarlo debido a lo que todos sabemos pasó hace más de 20 años.

Mayte es muy sincera, aspecto que la ha llevado a desenvolverse muy bien en su área. Para ella, manejar la política en alguna organización es sumamente difícil, precisamente porque no puede evitar demostrar sus verdaderas emociones.

Me cuesta el poker face, y eso he tenido que trabajarlo. Tener paciencia,  respirar, dar una vuelta, etc.

Poco a poco logró cumplir todos sus objetivos

Mayte Ortiz se mantiene en evolución, aceptando sus fallas y mejorando en cada paso para seguir alcanzando logros. Siempre ha estado comprometida, lo que considera la clave para hacer crecer un negocio. Estar enfocada en ser parte de una organización requiere todo el interés y la atención en alcanzar sus metas, volviéndolas propias. Si te comprometes, encuentras la manera. Suena sencillo, pero es bien difícil.

Esta caraqueña nativa de La Candelaria aconseja a los futuros emprendedores a no detenerse por los obstáculos que se presentan, estos siempre estarán, por lo tanto, deben estar preparados para recibirlos, el secreto está en conocer que con preparación, lo pueden superar.

Ahora, su sueño y meta a largo plazo es un retiro temprano a España. Sigue pensando en las playas de Venezuela. Recuerda con mucho cariño la creatividad de todos los venezolanos, el Steak Pimienta y una ensalada César que comía en Caracas, plato que es “irreplicable” para ella.

Mayte Ortiz es: apasionada, frontal, consentida, dulcera, y a quien le gusta casi toda música, desde  Salsa,  Sting, Maroon 5, Simón Díaz, Guaco. Una venezolana con una historia de superación que conmueve e inspira.

Post Views: 239
scroll to top