Venezolanos Ilustres –

La escritura para Nelson de Almeida significa paz y un escape

“En el instante en que tomo un lápiz y mi agenda, o la laptop y abro el Word, me desconecto totalmente de la realidad”

Nelson de Almeida es un arquitecto y escritor independiente venezolano, sus historias más conocidas son Juego Siniestro, Espíritus y Príncipes Infernales, primera parte de Los Siete Pecados Capitales. Sus novelas se encuentran en el género thriller, fantasía y terror. Los cuales son también los favoritos de este joven autor. De los elementos que más disfruta dentro de una historia son la magia, los espíritus, asesinos seriales, “los buenos sustos”, por eso procura siempre incluirlos. “Me fascinan y se me hacen muy interesantes, especialmente el tema de los espíritus y las almas, ya que estas entidades habitan un mundo que se encuentra ligado al nuestro”.

Escritor
Nelson de Almeida es un escritor independiente venezolano, autor de las obras Juego Siniestro, Espíritus y Príncipes Infernales

Para Nelson de Almeida las historias siempre poseen su toque de realidad, es por ello que mantiene la curiosidad muy viva en cuanto a estos temas paranormales, “¿se pueden invocar a los espíritus?, ¿cómo es el mundo en el que habitan estos seres?, ¿pueden hacernos daño? ¿La magia que conocemos en las historias de fantasía existe, o alguna vez existió?”, en base a estas opiniones y dudas, se mantiene investigando pero inspirándose para crear más mundos fantásticos donde él mismo pueda razonar sobre el juego entre la realidad y la ficción.

Otro aspecto interesante en la vida de Nelson de Almeida es la importancia de la imaginación y la creatividad, lo que él resume como todo. “Con la creatividad puedes inventar, puedes crear. Y con la imaginación somos capaces de visualizar dentro de nuestra mente aquello que deseamos crear, dar forma y que pronto serán reales.” Para Nelson, son facultades que van de la mano, lo que requiere del esfuerzo en saber desarrollarlas y convertirlas en aliadas, así se reducen las limitantes, tanto en un diseño arquitectónico como en los primeros párrafos de una novela.

Cabe recordar que Nelson de Almeida es un arquitecto de profesión, quien descubrió durante sus preparativos para el trabajo de grado que tenía gran potencial para ser un escritor. Explica que la escritura y arquitectura están más relacionadas de lo que creemos. “Para un arquitecto, es fundamental el dominio de la palabra, debe saber explicar a la perfección la idea conceptual que tiene en su mente (espacial, funcional y formal).” Lo que resulta igual para la escritura, dominar y utilizar vocablos adecuados hace posible la comprensión del lector, en especial para transmitir la visión del autor en la novela. Lo más interesante es que gracias a sus conocimientos arquitectónicos, hace mejor la creación y descripción de escenarios donde transcurrirá la acción de la historia. Pero no se trata de la descripción del edificio solamente, “también se extiende al paisajismo del escenario, la iluminación, los sonidos, todo lo que engloba el ambiente que rodeará a mis personajes”.

El cómo Nelson de Almeida tomó la decisión de ser escritor

Comenzó como una terapia, para “drenar todas las imágenes e ideas que se arremolinaban dentro de mi cabeza”. Posteriormente, apareció el trabajo de grado, lo que causó grandes cantidades de estrés más problemas personales que abrumaba en exceso. Sintiéndose incapacitado para continuar con la redacción del trabajo, tomó un tiempo para despejar la mente. Resultó que la mejor terapia era seguir escribiendo, pero esta vez plasmando las emociones, lo que dieron como resultado sentirse más calmado. “Pero la tranquilidad llegó cuando comencé a estructurar lo que había escrito, y no te imaginas la paz que sentí cuando contemplé el resultado”. Nelson de Almeida había logrado unas 50 páginas, dando el inicio de su primera novela. Todo este proceso le permitió superar el estrés, abrirse nuevamente a compaginar ideas para la tesis y ahora, se le sumaba un trabajo creativo aún mayor, su novela. “En cuanto terminé de escribirla, no dejaba de pensar en lo mucho que me había ayudado, y lo genial que sería si otras personas la leyeran”. Desde ese mismo día decidió ser escritor.

Libro Nelson de Almeida
La más reciente obra de Nelson de Almeida: Príncipes Infernales, primera parte de Los Siete Pecados Capitales.

Para inspirarse en nuevas ideas de escritura, Nelson de Almeida se hace preguntas con respecto a temas específicos que le den curiosidad, estos en su mayoría se tratan sobre espíritus o criaturas mitológicas. “En otras ocasiones, sueños o pesadillas que he tenido durante la noche, o simplemente tomo la idea de alguna experiencia personal”. Hasta ahora, todos sus escritos los ha disfrutado, sin tener algún favorito, pero tiene cierta fijación por un relato escrito dos años, Almas Curadas, el cual guarda una fuerte experiencia personal.

La encargada de “encender la chispa de la escritura” para Nelson de Almeida fue Cassandra Clare, le siguió Rafael Baralt Lovera, “un escritor venezolano que me envolvió por completo con su pluma y me hizo pensar que yo también podía escribir historias”. Luego de estos dos escritores, cada lectura solo motivaba aún más a Nelson para escribir. Sus recuerdos como escritor se hacen más vivos cuando evoca el proceso creativo de la segunda novela, que a su vez planificaba utilizarla en un concurso literario. “Durante la semana, mi jefa me cedió una hora laboral para que me enfocara en el desarrollo de la historia, de esa forma, el fin de semana me dedicaba a las correcciones”. Memorias que lleva con mucho aprecio por todo el apoyo que recibió incluso dentro de su trabajo, lo que aún se mantiene pese a las distancias.

El ser escritor autopublicado para Nelson de Almeida “ha sido una experiencia increíble, pero nada sencilla, y como todo, cuenta con sus pro y contras”. Por el lado positivo, ser independiente le permite el control total de su obra, esto incluye escribir a su propio ritmo sin presiones. Por el lado negativo, están los gastos que llevan encargarse de todo, “debemos correr con todos los gastos que conllevan la corrección, la edición, maquetación, el diseño de una buena portada que atraiga las miradas y la publicidad.” Se le suma la competencia, claramente cada autor tiene algo diferente que aportar, pero no resulta sencillo ser otro más de los libros en el mercado con autores respaldados por editoriales, “y debemos estar claros que los lectores le darán prioridad a los libros que cuentan con un sello editorial debido a lo que representa.” Aunque es una experiencia difícil, se vuelve maravillosa, lo que ha llenado de conocimientos y grandes amistades  la vida de Nelson.

Nelson de Almeida: "Sueño con que mis historias lleguen a muchos lectores"

En cuanto a la receptividad, “hasta la fecha, mis novelas han ido sumando buenas reseñas en Instagram y Goodreads”. Incluso ha recibido opiniones en sus redes por mensajes privados y ha producido mucha felicidad en Nelson de Almeida, “me abruma al saber que han disfrutado de mis historias.” Con Príncipes Infernales ha recibido mayor apoyo por las redes, lectores de otros países han compartido hasta fotografías en sus perfiles. “Detalles como estos me hacen ver que voy por el camino correcto”, lo que causa mayor motivación para mejorar en la escritura y compartir historias disfrutables para todos, hasta que queden en sus recuerdos como un gran tesoro.

Los planes a futuro como escritor para Nelson de Almeida es que sus historias tengan mayor alcance y que sus lectores puedan empatizar con algunos de sus personajes. “Quiero que mis letras tengan el poder de extraerlos de la realidad por un instante y sumergirlos de lleno en los mundos que he creado y puedan formar parte de la aventura junto a sus protagonistas.” Aunque 5 años pueden parecer muy lejanos, Nelson entiende que pasan muy rápido, así que solo puede verse trabajando aún más en sus dos pasiones: la arquitectura y escritura. De hecho, recientemente inició otro proyecto, un estudio de arquitectura y diseño, por lo que está expectante, deseando que crezca y sea el autor de muchos otros planes.

Nelson de Almeida
Nelson de Almeida: "Los libros siempre han formado parte de mi vida y los considero mis mejores amigos"

Para quienes deseen ser escritores, la mayor recomendación de Nelson es leer, “para ser un buen escritor, se debe ser un lector constante.” Esto conlleva a lo obvio: escribir. La práctica les ayudará a perfeccionar la técnica y “eso te ayudará a desarrollar tu estilo”. Aún más importante, recomienda aceptar las críticas, tener una mente muy abierta y no deprimirse por una mala reseña. “En este mundo hay variedad de opinión, y así como habrá personas que no les gustan tus historias, habrá otras que sí.”

Nelson de Almeida es un soñador

Pero no solo es soñador, también es determinado en buscar las formas de cumplir ese sueño. Este joven de Lecherias, Estado Anzoategui, consigue un poco complicado describirse a sí mismo, pero se considera un arquitecto de corazón y profesión, esto porque desde muy temprana edad sabía que ese sería el rumbo de su vida. Crear espacios funcionales y estéticos, el generar confort en las personas y el grandioso potencial de convertir bosquejos en creaciones fue lo que realmente le sedujo para convertirse en un arquitecto. Le gusta encontrarse entre personas positivas y perderse en sus propias fantasías. “Los libros siempre han formado parte de mi vida y los considero mis mejores amigos, ya que ellos consiguen llevarme a mundos increíbles, donde puedo desconectarme de la realidad y deleitarme con aventuras emocionantes.”

Su plato favorito es la pasta, “venga como venga”. Sus lugares favoritos de Venezuela son “sin dudarlo ni un segundo, Mérida y la Colonia Tovar; adoro el frío y en ellos guardo mis mejores recuerdos.” Como escritor, el lugar de Venezuela que tomaría como escenario para una historia sería Timotes, en el estado Mérida. Debido a una experiencia paranormal que vivió hace algún tiempo, lo escoge como un lugar encantador y perfecto para plasmar una historia de fantasía oscura.

Las historias de Nelson de Almeida están disponibles en Amazon, y varios de sus relatos están en su blog de autor. Nelson ha sido un ejemplo de que las verdaderas pasiones se descubren en momentos complicados para traer luz a la vida. Un joven ágil en la escritura, a quien el futuro le tiene grandes cosas preparadas. El mayor de los éxitos para él. 

Post Views: 334
scroll to top