Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

María Luisa Escobar, una mujer polifacética dedicada a la música

María Luisa Escobar

María Luisa Escobar fue una destacada musicóloga, pianista y compositora venezolana, quien además fue la fundadora del Ateneo de Caracas, lo que se conoce hoy en día como la Universidad Experimental de las Artes (Unearte).

Su nombre completo era María Luisa González Gragirena de Escobar y nació en Valencia, estado Carabobo el 05 de diciembre de 1898. Sus padres fueron Enrique González Olivo y María Gragirena Mijares, quienes inscribieron a María Luisa en el Colegio de Lourdes donde inició sus estudios de piano, a los cinco años de edad.

Desde entonces la pequeña comenzó a darse a conocer en el ámbito musical. De hecho, pisando la década de 1910 compuso su primer tema titulado “Blanca, la niña Angélica”.

Tres años después, con tan solo ocho años María Luisa Escobar viajó junto a sus padres a Curazao, con la finalidad de mejorar su instrucción académica, siendo internada en el Colegio “Welgelegen Habay”, en el que aprendió francés e inglés.

Posteriormente, la valenciana comenzó a estudiar piano y violín. Paralelamente, también estudió composición musical; graduándose de bachiller en 1917. 

María Luisa Escobar y su estadía en París

Al culminar con su etapa académica Maria Luisa Escobar se mudó a París, Francia con el propósito de ampliar y perfeccionar su técnica de tocar el piano, así como expandir sus conocimientos en el ámbito de la composición y, además recibir clases de canto de la mano de reconocidos músicos para la época.

Dos años más tarde volvería a Venezuela, con 16 años de edad; realizando un ensayo de teatro musical, en el que contó con la participación de la poetisa Olga Capriles y el músico Juan Vicente Lecuna.

Posteriormente, en 1918 contrajo nupcias con Federico Wolf; trasladándose a Puerto Cabello, estado Carabobo. Allí la pareja tendría tres hijos: Waldemar, Irma e Iván Wolf González.

Sin embargo, años más tarde María Luisa y Federico se divorcian por serias diferencias en el matrimonio y, más adelante la valenciana se casa por segunda vez con el músico José Antonio Escobar Saluzzo.

Una vez casados, la venezolana vuelve a Caracas, donde seguiría con su vida de madre, esposa y de músico. Con José Antonio tendría su cuarto hijo, Toney Escobar González.

La carrera artística de María Luisa

María Luisa Escobar retoma su carrera artística con la creación del “Quinteto Ávila” que hizo junto a su esposo y, el también músico Pedro Antonio Ríos Reyna más otros artistas. En este conjunto vocal instrumental, Escobar era la cantante y arreglista.

Luego, el 11 de julio de 1928, en un estudio de grabación en Caracas Escobar graba para la empresa Victor Talking Machine Company los temas “Alondras”, “Mar adentro”, “Tu maldad” y “Ángel de mis sueños”, también compuestos y arreglados por ella. En estas grabaciones, su nombre aparece acreditado como Maritza Graxirena, siendo escrito su apellido materno a la usanza catalana.

​Posteriormente María Luisa Escobar en compañía de otras personalidades como la actriz Eva Mondolfi, Ana Cristina Medina, el escritor Rómulo Gallegos, el compositor y músico Vicente Emilio Sojo, la escritora Teresa de la Parra y el escritor Fernando Paz Castillo funda el teatro Ateneo de Caracas el 8 de agosto de 1931 institución que dirigió hasta 1943.

Seguidamente, en 1941 estrenó con éxito y críticas favorables su primera obra de teatro lírico, “Orquídeas Azules” en el Teatro Municipal de Caracas. Esta obra la compuso en colaboración con la escritora venezolana Lucila Palacios.

Pero, paralelamente a sus labores musicales, la valenciana llevó a cabo una serie de investigaciones sobre las leyendas indígenas venezolanas, de las cuales nacieron las óperas: “La Princesa Girasol” y el drama coreográfico “Guaicaipuro” (1951). Este último fue presentado en la celebración de los terceros Juegos Olímpicos Bolivarianos.

Más de su trayectoria

Asimismo, María Luisa Escobar, junto a otros socios del gremio musical, estableció la Asociación Venezolana de Autores y Compositores (AVAC). A mediados de los años 40, formó parte del equipo de la emisora Radio Nacional de Venezuela, desempeñándose como encargada de Relaciones Públicas.

En este medio de comunicación, Escobar conoció al entonces novel músico Juan Vicente Torrealba, a quien le ofreció la oportunidad de realizar su primera grabación discográfica. Durante esta época, la venezolana también compuso el tema “Desesperanza”, dedicado a uno de sus hijos. Este tema fue destinado inicialmente al barítono y actor venezolano Eduardo Lanz, y luego fue incluido por el tenor venezolano Alfredo Sadel en su primer LP, grabado en 1955.

En ese mismo año, María Luisa Escobar participó como pianista en la grabación “Concierto Venezolano”, uno de los primeros LPs realizados en Venezuela, bajo la dirección del músico dominicano Billo Frómeta.

En esta grabación también contó con la participación de integrantes de la Orquesta Sinfónica de Venezuela. Fue entonces cuando adoptó legalmente el apellido Escobar, tras su segundo divorcio, por lo que todas sus obras aparecieron firmadas con este pseudónimo..

Escobar le abre el paso a más talentos criollos

La popularidad de María Luisa Escobar le permitió apoyar y abrirle el paso a más venezolanos que querían incursionar en el mundo artístico. Esto la llevó a ser la fundadora del Sindicato Profesional de Autores y Compositores de Venezuela (1955) junto a Lorenzo Herrera, Luis Alfonzo Larrain, Jesús Sanoja, Luis María Frómeta (Billo), Jesús Corrales Sánchez, Jacobo Erder y Aníbal Abreu. Desde entonces, emprendió una lucha por el reconocimiento de los derechos de autor.

Gracias a sus méritos como investigadora, músico, cantante, compositora y su labor a favor de autores y compositores, María Luisa Escobar obtuvo el Premio Nacional de Música en el año 1984, pocos meses antes de su muerte, el 14 de mayo de 1985 a los 86 años de edad.

Entre sus composiciones más destacadas, podemos mencionar: “Desesperanza”, “Caracas Romántica”, “Como la primera vez”, “Vente con el alba”, “Noches de luna de Altamira”, “Contigo”, “Orquídeas azules” con letra de Mercedes Carvajal de Arocha (Lucila Palacios), “Luna de Camoruco” y muchas más.

Definitivamente, María Luisa Escobar fue y seguirá siendo una mujer insigne de nuestro país, pues sus aportes en el ámbito musical aún se mantienen vigentes.

Facebook: venezolanosilustres

X: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

LinkedIn: venezolanosilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Ariana Sáez

Ariana Sáez, la creadora de Hippi

Ariana Sáez es una mujer venezolana, ingeniera y emprendedora. Creadora además del proyecto Hippi del cual nos habló en esta amena entrevista. Una caraqueña que

ají margariteño tesoro culinario

Ají Margariteño tesoro culinario

El ají margariteño, un tesoro culinario, ha recibido el reconocimiento de Indicación Geográfica Protegida (IGP) por parte del Ministerio de Comercio Nacional, a través del