Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tokyo Arepa llevó nuestro plato insigne a Tokyo

En un rincón concurrido de la capital del Japón, una dupla hace de las suyas para ofrecer un plato que nos infla el pecho de orgullo a todos los venezolanos, la arepa con su negocio Tokyo Arepa. Este delicioso producto a base de maíz representa nuestra esencia y forma parte de la gastronomía típica de nuestra tierra.

La idílica pareja conformada por los emprendedores en serie Raúl Márquez y Miho Márquez conectan ambas culturas, a través del arte culinario, para complacer el paladar de todos.

Tanto Raul como Miho se comportan como verdaderos embajadores de sus países transmitiendo el sabor venezolano y japonés, sin barreras culturales ni fronteras. 

En nuestra edición del mes de octubre nos dimos el gustazo de conocer más a fondo a estos aventureros que se atrevieron, sin miedo, a comercializar nuestras arepas en la capital nipona. 

Tokyo Arepa

“Los japoneses saben de Venezuela”

Al principio, el proyecto Tokyo Arepa fue todo un reto, “presentar un producto en un mercado donde uno piensa que nadie sabe acerca de él, da miedo, ¿no? Pero al final nos equivocamos, la gente de Japón sabe de Venezuela, incluso más de lo que podamos pensar.”

Raúl es de la populosa parroquia caraqueña “La Candelaria”, y vive actualmente en la ciudad de Sakura, Tokyo. En este camino de esfuerzo lo acompaña Miho, una hermosa japonesa que también apostó por la idea. 

Si bien el proyecto ha demandado sacrificios, a Raúl lo motiva la diversión que conlleva su labor, “la diversión siempre será nuestro objetivo, más allá de nuestras metas cuantitativas. Queremos pasarla bien y hacer felices a nuestros comensales.”

Tokyo Arepa llevó este plato a Tokyo

Tokyo Arepa nace del espíritu creador y emprendedor de sus propietarios. Pero, en realidad el nombre original era “Arepas Sakura” en honor al árbol del cherry blossom o flor del cerezo, emblemático y tradicional en Japón.

Nos explica Raúl que “un día pensando en el escritorio, eché para atrás todas las páginas del proyecto inicial, y el nombre de Tokyo estaba allí, como una de las primeras opciones en nuestro primer brainstorming (tormenta de ideas) cuando comenzamos el proyecto”. 

Y ese día fue que decidieron que siendo Tokyo una ciudad que tiene casi la población de Venezuela, necesitaba una arepera. “En todas las capitales del mundo se vende arepa, New York, París, Toronto, Roma, y entonces me dije, bueno, ¡llevemos la arepa a Tokyo!”

“La idea era un café” antes de ser Tokyo Arepa

Para 2019 la idea del proyecto se enfocaba en un café, “rentamos un pequeño local y comenzamos el proyecto de remodelación”. Sin embargo, la aparición de la pandemia en 2020 desvió los planes de la pareja, “…desistimos del local y Miho vió en la TV un programa de Food Trucks y propuso la idea”.

Ambos ponen de manifiesto que la amenaza del Covid -19 repercutió en el proyecto, “fueron tiempos difíciles, donde la incertidumbre se apoderó de nuestras mentes”. A pesar de ello, “continuamos trabajando con la fe en que podríamos llevar adelante nuestro proyecto gastronómico, y aquí estamos, nunca desistimos”.

Ese mismo año, el proyecto dio un vuelco hacia el truck después de que el dueto estudiara las distintas opciones. En 2021 la idea ya se había materializado, “compramos el Truck y comenzamos a adaptarlo para vender arepas”.

El día de la apertura del negocio se vendieron 55 arepas, y un año más tarde, en 2022, “Tokyo Arepa” ha facturado más de 2.000 arepas, sólo en la ciudad de Tokyo. 

“No me ha pasado por la mente dejar japón”

Una de las lenguas más difíciles de aprender es el japonés, y con este objetivo idiomático Raúl partió a Japón. Viajó con el interés de hablar japonés en un año, nunca regresó a Venezuela. La mezcla de ambas culturas ha sido una experiencia única y desafiante para el comerciante venezolano, aunque señala que el mayor reto fue el idioma. 

“Bueno, nos ha tocado hacer un trabajo bien importante en cuanto a marketing y explicación de nuestros platos a los Japoneses. Hubo días en los que regresamos a casa con mucha comida por no saber manejar el inventario. Pero siempre positivos y aprendiendo de los errores. Esas han sido, y son, las mejores enseñanzas”.

No obstante, agrega el representante de Tokyo Arepa que “en estos 10 años nunca me ha pasado por la mente dejar Japón, lo considero mi hogar.” De igual forma, nos expresa que le embarga la nostalgia al recordar nuestro pabellón criollo, el queso blanco rallado y los majestuosos escenarios naturales de Venezuela, como el Salto Ángel y el Pico Bolívar. 

E incluso, ha contagiado a Miho con este influjo, y hoy por hoy la japonesa disfruta de las empanadas de cazón y los hervidos de pescado o res.

Nos sentimos bendecidos con Tokyo Arepa

Raúl y Miho valoran la vida, la salud y se sienten bendecidos por las oportunidades que han tenido en el país del Sol Naciente. “Cada bendición y buenos deseos han llevado a Tokyo Arepa lo que es hoy”.

Su rutina de vida es dinámica, pero siempre se toman un tiempo para la meditación y el yoga, consideran que “estas técnicas son herramientas necesarias para tener calidad de vida, no sólo físicamente, sino también paz mental”. 

A la pareja le ha ido fenomenal en su negocio, “nuestro primer día vendiendo arepas teníamos una larga línea de gente en frente, ¡que ni nos esperábamos!, órdenes entraban y entraban…. Nunca pensamos que iba a venir tanta gente”.

El dúo que forman Raúl y Miho demuestra la capacidad de superación del venezolano y del ser humano en general, además de trabajar en equipo, superando momentos críticos para abrazar un sueño. 

“Estábamos muy nerviosos, Miho se cortó un dedito y yo le decía échale salsa de tomate para que no se note, jajajajaja”, comenta entre risas con la chispa típica del caraqueño. “Al final, entramos en ritmo, y pudimos vender 55 arepas. Hoy, cuando pensamos en ese día, el corazón se nos arruga porque fue muy lindo y valió la pena todo el esfuerzo que hicimos”.

Tokyo Arepa

“Queremos ganarnos el corazón de los japoneses”

Raúl afirma con entusiasmo que la clave de su éxito se debe primordialmente a sus seguidores, engloba a toda la comunidad latina y venezolana alrededor del mundo, y especialmente aquella presente en Japón. 

“También nos estamos ganando el corazón de los nipones. Podemos decir que un 95% de nuestros comensales son japoneses. Aunque siempre vienen latinos y venezolanos, pero en un porcentaje muy bajo en comparación con los nativos”. 

Finalmente, nos seducen con un mensaje optimista que impulsa a insertarnos en el mundo del emprendimiento, “las puertas del conocimiento están a un clic de la computadora o de un teléfono celular. Lo mágico de la era digital es que permite aprender lo que queramos por internet, y gratis. Internet es una biblioteca gigantesca. Así que, no hay excusas”. 

Sigue a Raúl y Miho de Tokyo Arepa en sus redes sociales y medios de contacto si quieres saber más sobre esta pareja de triunfadores, y tal vez degustar una de sus arepas cuando te encuentres en Japón.

Redes:

@raulsnowboard

@tokyoarepa

info@tokyoarepa.com

Facebook: venezolanosilustres 

Twitter: @VEIlustres 

Instagram: venezolanos.ilustres

LinkedIn: venezolanosilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Ariana Sáez

Ariana Sáez, la creadora de Hippi

Ariana Sáez es una mujer venezolana, ingeniera y emprendedora. Creadora además del proyecto Hippi del cual nos habló en esta amena entrevista. Una caraqueña que

ají margariteño tesoro culinario

Ají Margariteño tesoro culinario

El ají margariteño, un tesoro culinario, ha recibido el reconocimiento de Indicación Geográfica Protegida (IGP) por parte del Ministerio de Comercio Nacional, a través del