El arte latinoamericano y venezolano siempre aplaude a Armando Reverón

“No podía pintar sino amaneceres. Pintándolos se me olvidaban siempre las gaviotas. Debe ser porque el color de su vuelo tiene la luz en otras horas”

Armando Julio Reverón Travieso, pintor, dibujante y escultor venezolano. Precursor del Arte Povera y es considerado uno de los artistas más importantes del siglo XX en Latinoamérica. Creó más de 460 pinturas, 150 dibujos y distintos objetos, lo más destacados son sus muñecas. Esto le dio el derecho de ser considerado pionero del happening o performance del ensamblaje artístico, así como la instalación, intervención de la escultura textil y del móvil. Su fama fue tal que el MOMA dedicó una exposición retrospectiva en el 2007.

“Me vine a Macuto para saber menos de nada y que me dejen tranquilo. Esa es la razón por la cual los muros del rancho los he ido subiendo poco a poco. No quiero que me llamen más el loco de Macuto. Que se vayan a la porra”. Armando Reverón, citado por Elderfield, 2001

Armando Reverón pasó gran parte de su vida en Macuto, en La Guaira donde construyó El Castillete, su taller y hogar. Quienes no lo entendieron lo trataron como El Loco de Macuto, sutilmente utilizado “por su carácter exótico, excéntrico y primitivo”. Para otros, fue de los más grandes artistas, llamándolo como Pintor de Macuto y Maestro de la luz. Esto debido al tema que más obsesionó al artista, prefirió olvidarse del mundo y sumergirse en su propio lugar, buscando la luz, entender sus efectos sobre el color y el paisaje. Esto le permitió diferenciarse, como hacer un giro en el tratamiento de la luz incandescente. Estuvo influenciado por el impresionismo y postimpresionismo. Sus obras, motivo de muchos estudios, fue clasificada por Alfredo Boulton como período azul (1918-1924), período blanco (1925-1934), período sepia (1935-1954), sus obras finales como período expresionista (1945-1953). Estas para organizar los estilos con los que pintó Reverón.

artista
Armando Reverón, Precursor del Arte Povera y es considerado uno de los artistas más importantes del siglo XX en Latinoamérica.

"Vine aquí a encontrar la sencillez y me encontré con la realidad"

Armando Reverón

Armando Reverón nació el 10 de mayo de 1889 en Caracas, Venezuela. Sus padres fueron Julio Reverón Garmendia y Dolores Travieso Montilla. En 1895 comienza sus estudios en el Colegio de los Padres Salesianos, sus padres se divorcian y Reverón queda al cuidado de una familia de origen canario, los Rodríguez-Zucca en Caño Monagas, Valencia. Esto lo lleva a estudiar en  el Colegio de los Hermanos de la Salle, posteriormente en el Colegio Cajigal del Doctor Zuloaga. Sin embargo, aparece su Ricardo Montilla, tío abuelo quien lo instruye en el dibujo, pues este había estudiado en Nueva York, así despierta el interés artístico en el joven Reverón.

En 1902 sufre de Fiebre Tifoidea, a su vez le produce encefalitis que le causaba desvaríos, alucinaciones y pesadillas. Como consecuencia, se volvió más retraído. En 1905 regresa a Caracas con su mamá, ya mejor de la fiebre. Cabe destacar que gran parte de la infancia de Reverón no solía mencionarla y poco se conoce con certeza. Ya había tenido ciertos acercamientos al arte, cumpliendo con pedidos a otras personas, como el paisaje de El Calvario en Caracas o La caza del león de Eugène Delacroix. Para 1906 y 1907 había realizado sus primeras pinturas, destacando la naturalezas muertas y arte religioso. Para el 23 de junio de 1907 se inscribe en la Academia de Bellas Artes de Caracas. Entre sus compañeros estuvieron Manuel Cabré, Rafael Monasterios y Antonio Edmundo Monsanto.

Por su buen desempeño y un poco de ayuda de Herrera Toro, recibe una beca de la Municipalidad de Caracas para continuar sus estudios en Europa. Vive en Barcelona, ingresa en la Escuela de la Lonja, que estaba dirigida por Vicente Borrás y Abella, donde estudia entre 1911-1912. Fue instruido en dibujo, colorido y composición por Vicente Climent Navarro, otros fueron José Ruiz Blasco, el padre de Picasso a cargo de Dibujo Artístico.

En 1913 se trasladó a Madrid, ingresando en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En esta institución aprende de  José Moreno Carbonero (también maestro de Salvador Dalí), Manuel Marín y Antonio Muñoz Degrain. Permanecer en este lugar le permite conocer a Santiago Rusiñol, Modesto Urgell, Joaquín Sorolla, Hermenegildo Anglada Camarasa y Julio Romero de Torres. Participa en el primer Salón Anual del Círculo de Bellas Artes en Caracas, consiguiendo el segundo premio en Dibujo antiguo y ropajes de la Real Academia.

Posteriormente vive en París, se acerca al círculo de venezolanos residentes, entre esos Tito Salas y Carlos Otero. Adquiere una vida bohemia pintando al aire libre, sin mostrar interés por la pintura transformadora que era tendencia y causó cambios en la historia del arte. Se mantuvo inmutable ante Georges Braque, y a los artistas de la Escuela de París, entre ellos los destacados Modigliani y Chagall.

En 1915 regresa a España ante posibles ataques en París por la segunda guerra mundial y finalmente termina en Venezuela. Arriba a Caracas en septiembre de 1915. Instalándose en la casa de su tía Josefina Reverón, quien falleció en 1917 de uremia a los 27 años. Este hecho deja marcado a Reverón, causando depresión y una de sus primeras crisis. Con su regreso a Caracas, se encarga de dar conferencias sobre Goya, enseñar técnicas de grabado, compartir charlas sobre el Siglo de Oro y cursos de perspectiva y escenografía. En 1916 pinta algunos murales decorativos junto a Carlos Salas, organiza una novillada junto a Rafael Monasterios, Marcelo Vidal y Roberto Bese, esto como fondos para el Círculo de Bellas Artes, sin embargo, este es allanado y disuelto en 1917.

“¿Tú conoces la luz?

A mí nunca me la han presentado.

Nadie la conoce.

La luz es una señora. 

El señor es el Sol”

Armando Reverón

No hay precisión en los datos, pero en un momento de los treinta años de Armando Reverón, aparece Juanita Ríos Mota en su vida. Mientras Juan Liscano (poeta y ensayista) relata que el primer encuentro fue durante una cena. Juanita explicó que fue en una fiesta durante los Carnavales de 1918. Otra personalidad importante en su vida fue Nicolás Ferdinandov, un artista de origen ruso quien instruyó e influenció en el Período azul. Hubo otros artistas que apoyaron la vida y obra de Reverón: Pablo Picasso, Carlos Cruz-Diez, Fernando Botero, Alí Primera, Antonio Saura y la misma Sofía Ímber. 

La primera vivienda entre Juanita y Reverón fue a finales de 1920. Un alquiler en Punta de Mulatos, era un pequeño rancho en la montaña. En 1921 adquieren un terreno cerca del Bar “Las Quince Letras” y para 1923 una señora querida por la comunidad, Rosalía Martínez, le cedió parte del terreno de su vivienda para construir El Castillete.

Su período blanco estuvo en la búsqueda de la luz, por eso todas las obras destacaban en colores del mismo tono. Un ejemplo claro son sus Paisajes Blancos, donde “se aprecia cómo desintegra el espacio con imágenes casi etéreas, consiguiendo llegar incluso al arte abstracto”. El periodo sepia estuvo cargado de tonos más oscuros, ocres y sepias. “Abandona la alegre luminosidad del blanco para acceder al mundo más terrígeno y real del paisaje humano”, pintando desnudos y marinas. También una era con muchas creaciones hechas a mano, como instrumentos musicales y sus muñecas. Durante su periodo expresionista, entre 1945 y 1954, su salud mental comenzó a decaer. “Se refugió en un universo mágico que, en torno a objetos y muñecas creados por él, dio origen a la última y delirante etapa de su obra.”

También entró en la teatralidad, Margot Benacerraf fue parte de ello en 1951. Esto surgió como suplemento a la invitación hecha por Gaston Diehl (agregado cultural de la embajada de Francia) al director Alain Resnais. El cortometraje iniciado tuvo un periodo de producción de 3 meses, y en diciembre de ese mismo año Armando Reverón finalizó su último autorretrato y pudo vivir el estreno del audiovisual. Cabe destacar que gracias a esta obra, se conoció por la investigación llevada a cabo por el MoMA para la exhibición, que Picasso hizo entre las mismas fechas unas esculturas de muñecas colgadas.

Reverón. Fotografía de Victoriano de Los Rios

En 1953, Manuel Cabré y Armando Planchart fueron a buscarlo en su refugio para ir al sanatorio. De hecho, una entrevista hecha por Oscar Yanes durante el mismo año había sido publicada el jueves 29 de enero de 1953 en Últimas Noticias. Una entrevista narrada como crónica, cruda, pero entre líneas magnifica a su mentalidad como artista, que demostró la condición de Reverón. Se estima que realizó 12 cuadros en el sanatorio. En 1953 también le entregaron el Premio Nacional de Pintura. Tenía preparada una exposición para el Museo de Bellas Artes, en el que trabajó hasta que la muerte llegó estando internado en el sanatorio San Jorge. Su diagnóstico era esquizofrenia, sin embargo, murió el sábado 18 de septiembre de 1954, de una crisis de hipertensión arterial, sufría de insuficiencia cardíaca, la presión arterial lo llevó a una embolia cerebral, quedó en coma y falleció a las  6:45 de la tarde.

En 1955 se llevó a cabo su exposición en el Museo de Bellas Artes de Caracas, esta vez una retrospectiva de su obra. Presentaron 400 obras creadas entre 1910 y 1954. En Estados Unidos llevaron cincuenta y cinco obras, presentadas en el Instituto de Arte Contemporáneo de Boston. “Sus obras son conocidas por estar plagadas de imágenes oníricas y desdibujadas. Se le considera un maestro de la luz tropical, que innovó en distintas superficies y con todo tipo de materiales”. Sin embargo, John Elderfield expresó durante la exposición realizada en el MoMa: “Reverón no es un impresionista ni un post impresionista. En casos rarísimos llegó a pintar yuxtaponiendo colores, técnica distinta a estos movimientos… Lo suyo, después de los paisajes blancos, es una reconstrucción de la pintura y de la representación”.

Sus obras están esparcidas por el mundo, Ámsterdam, Colombia, San Diego, Buenos Aires, Houston, California y Venezuela. Su vida ha sido representada en el audiovisuales en diversos formatos, los autores fueron: Edgar Anzola (1934), Roberto Lucca (1945), Carlos Eduardo Puche (1949), Margot Benacerraf (1952) y Diego Rísquez en el 2011. Una vida impresionante con muchos detalles por leer: sus rituales cotidianos, sus ideas, obras teatrales, y sus pinturas más destacadas. Una asombrosa vida dedicada al arte y nuestro Venezolano Ilustre. 

 Facebook: venezolanosilustres

Twitter: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Día Mundial de la Arepa

Día Mundial de la Arepa

Día Mundial de la Arepa: ¡celébralo tú también! La arepa es, sin ninguna duda, uno de los alimentos preferidos por el venezolano. Hablar de la