Alcida Pérez, vocación de servicio fuera de serie

Una amplia y reconocida carrera profesional como médico y fisiatra, forman parte del haber de experiencias con las que cuenta Alcida Pérez, quien ha consagrado su vida al servicio de las personas que sufren algún problema de movilidad y con ello, ayudado a mejorar su desempeño como ser social.

En la actualidad está jubilada del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, pero continúa trabajando y ofreciendo su granito de arena por y para sus pacientes de manera privada, además asesorando a instituciones y organizaciones en el área de salud que así lo requieran.

Alcira Pérez
Hay mucho que conocer de la Dra. Alcida.

Los primeros pasos que la doctora Alcida dio en el área de salud fueron como médico residente, como es lo usual, pero lo hizo en una clínica privada por estar embarazada de su segundo hijo. Luego de haberlo traído al mundo se fue al Perú, donde revalidó su título y se colegió como médico en el indicado país.

Durante su permanencia en tierras peruanas, la doctora Pérez, quien cabe destacar, nació en la ciudad de Caracas, decidió hacer un postgrado en Fisiatría y Rehabilitación por tres años en el Instituto Nacional de Rehabilitación y recibió el título por la Universidad Mayor de San Marcos.

Posteriormente, regresa a Venezuela en 1979 y comienza a trabajar como especialista en el Hospital Municipal Rísquez (Caracas), en el que gracias a su desempeño logró la jefatura del departamento de Rehabilitación, considerado uno de los mejores y más complejos que existían en el territorio nacional para la época.

Asimismo, y de manera simultánea, también empieza a trabajar en el Departamento de Rehabilitación Médica en el mismo centro asistencial, pero bajo las directrices de su jefe y tutor de aquel entonces (1982), Dr. José de Jesús Arvelo, quien la animó a estudiar para ser médico sanitarista, ingresando entonces, a la Escuela de Salud Pública para estudiar la especialización en los programas de salud. Escuela donde adicionalmente realizó diversas tareas administrativas inherentes al Programa de Rehabilitación del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social.

Alcida Pérez, una fisiatra que trascendió fronteras

Gracias a su buen desempeño en estas áreas y, a su dedicación en una nueva estrategia aplicada por la Organización Panamericana de Salud (OPS/OMS) en materia de rehabilitación basada en la comunidad (RBC), estuvo mucho tiempo estudiando a la población dentro de las mismas estructuras establecidas en el sistema de salud, lo que trajo consigo que la consideraran para ocupar el cargo como Asesor Regional de Rehabilitación en la sede principal de la OPS en Washington, Estados Unidos, donde permaneció hasta 1998. Año en que retorna nuevamente a la tierra que la vio nacer.

Alcira Pérez
Dra. Alcida Pérez, Fisiatra.

Pero su carrera profesional no termina allí, pues una vez que regresa a Venezuela le asignan el puesto de Adjunto a la Dirección Sectorial de Salud, en el que fue siempre su “casa” en el ámbito profesional, el Ministerio de Salud. Sin embargo, en esta oportunidad regresa pero como asesora de los programas de Salud Pública de esa dirección, con el propósito de desarrollar normativas que permitieran hacer mayor énfasis a la Atención Médica Primaria. Normas que lamentablemente quedaron engavetadas al cambiar el Gobierno Central de Venezuela, según comenta la experimentada fisiatra.

Una vez, que hubo ese cambio en el Ejecutivo Nacional, trasladan a la doctora Alcida Pérez al Departamento de Rehabilitación, luego pasa a ser coordinadora del programa nuevamente en la sede principal del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, donde finalmente es jubilada en el 2003.

Una vida más allá de la Salud Pública

No obstante, la vida de Alcida Pérez no sólo se ha rodeado de pacientes, de consultas privadas, de asesorías, de estudios, también ha sido una mujer luchadora, que ha sabido equilibrar su vida familiar con el logro de sus sueños. Tiene tres hijos y tres nietos, hermana de tres varones e hija de una pareja que ya no está físicamente.

Alcida es una muestra fehaciente de que para ser fisiatra no basta con sólo tener la vocación, sino que además se debe sentir amor, dedicación, contar con un corazón noble que esté dispuesto a ayudar a las personas que posean una afección física, pero que también se interese en escudriñar desde el punto psicológico y social, pues en la mayoría de los casos los pacientes que acuden a una rehabilitación están afectados en mayor o menor grado en estos ámbitos.

Por tal motivo, Alcida es una valiente enamorada de esta especialización que no escogió ella directamente, sino que la vida la fue llevando, afirma, la cual ama tanto o más que el día que se topó con la Fisiatría y la Rehabilitación.

Alcira Pérez
Uno de los pasatiempos descubiertos por la Dra. Alcida.

Aunque confiesa que, además de ser amante de su profesión también lo es de la playa y el sancocho de pescado margariteño, siendo su preferido el que hacía su suegra, acompañado de arepa “pelá”.

A pesar de su edad y su trayectoria, Alcida no descansa y día a día se levanta con esas ganas de seguir ayudando, asesorando y de seguir atendiendo a gente que lo necesita, lo que indica que su amor hacia la humanidad no tiene límites. Por lo que le recomienda a los futuros médicos que también estudien Fisiatría y Rehabilitación para que profundicen en la vida de cada ser que llega a su consultorio, en pro de mejorar su calidad de vida a todo nivel y, que además sean esos médicos que Venezuela requiere, pues en estos momentos “hay servicios que creo tienen muchas falencias”, añade la especialista.

Si deseas conocer de cerca a Alcida Pérez, asesorarte en materia de Fisiatría y Rehabilitación o tratarte con ella médicamente, puedes contactarla a través de sus correos electrónicos: alcidaperez@gmail.com y perezalc@hotmail.com.

Facebook: venezolanosilustres

Twitter: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Día Mundial de la Arepa

Día Mundial de la Arepa

Día Mundial de la Arepa: ¡celébralo tú también! La arepa es, sin ninguna duda, uno de los alimentos preferidos por el venezolano. Hablar de la