Ana Enriqueta Terán, sinónimo de poesía y autenticidad

Las mujeres venezolanas nos caracterizamos por nuestro talento, inteligencia, pero por sobre todas las cosas por hacer lo que nos dicta nuestro corazón, y trabajar incansablemente hasta materializar los sueños y metas que anhelamos. Este es el caso de Ana Enriqueta Terán, quien dejó un legado significativo en la poesía y diplomacia venezolana, y si eso no fuera poco todavía a sus 97 años seguía escribiendo hermosas letras.

Nació en Valera, estado Trujillo el 4 de mayo de 1918, específicamente en la hacienda Santa Helena y falleció el 18 de diciembre de 2017 a sus 99 años de edad en la ciudad de Valencia, estado Carabobo. Tuvo como influencia los clásicos españoles como Góngora y Garcilaso de la Vega, así como la poesía francesa de Rimbaud y Baudelaire.

Asimismo, debemos acotar que Ana Enriqueta formó parte de la Generación del 18 y su formación intelectual inició con su mamá la señora Rosa Madrid Terán, pues fue ella quien la pone en contacto con los poetas clásicos, luego de conocerlos se inclinó hacia los versos de estricta métrica, pero después le dio rienda suelta a su musa con la poesía libre. Tuvo como guías y tutores de renombre a Enrique Planchart, por ejemplo, quien además fue su amigo.

Las obras de Ana Enriqueta se pasean por la nostalgia, el amor, la sensualidad y el paisajismo andino y, mientras escribía estas seductoras letras estudiaba la carrera diplomática en Uruguay y Argentina, en los años 1946 y 1950, respectivamente.

Sus piezas poéticas indiscutiblemente trascendieron fronteras, pero entre los premios que obtuvo en tierras venezolanas están el Premio Nacional de Literatura en 1989 y ese mismo año le otorgaron un doctorado honoris causa de la Universidad de Carabobo.

Al hablar de esta fantástica mujer, es hablar de obras como: 

  • Al norte de la sangre (1946).
  • Presencia terrena (1949).
  • Verdor secreto (1949).
  • De bosque a bosque (1970).
  • El libro de los oficios (1975).
  • Libro de Jajó (1980-1987).
  • Música con pie de salmo (1985).
  • Casa de hablas (1991).
  • Alabatros (1992).
  • Antología poética (2005).
  • Construcciones sobre basamentos de niebla (Monte Ávila Editores, 2006).
  • Piedra de habla (2014) Biblioteca Ayacucho.

Además de su Autobiografía en tercetos trabados con apoyos y descansos en don Luis de Góngora (2007). Una extensa carrera que también se fortaleció gracias a que estuvo a su vez, en la Embajada de Venezuela en Uruguay como agregada cultural, lo que le permitió estrechar lazos con poetas e intelectuales de este país, entre los que destacan la gran poeta Juana de Ibarbourou.

No obstante, una vez que regresó a Venezuela en el año 1954 luego de pasar por Montevideo, Buenos Aires y París presidiría el Ateneo de Valencia, donde residió por un tiempo, pues también vivió en Margarita y en su pueblo natal Jajó. Allí siguió escribiendo y se dedicó especialmente a sus amados sonetos.

Sin duda, Ana Enriqueta Terán tuvo una extensa e impecable trayectoria como poeta, se podría decir que una de las más sólidas en Venezuela que la hace merecedora no solo de este, sino de muchos más tributos.

Fue y sigue siendo tan importante en la poesía de nuestro país que la casa donde habitó durante 11 años en Jajó, estado Trujillo funge ahora como el centro cultural  “Casa de Hablas”. Espacio que además funciona como museo histórico, gracias a su arquitectura que data de la época colonial y  que sirvió de inspiración para Terán para escribir muchos de sus libros.

Aunado a ello, Ana Enriqueta tuvo un taller de costura en uno de los salones de su casa, donde formó a las mujeres de su comunidad en todo lo relacionado con la confección textil.

Una mujer enfocada que supo darle a su vida los matices que quiso, lo que la hace admirable y aplaudida por toda la generación que la conoció y por las venideras, porque su legado es imposible de olvidar gracias a su originalidad y autenticidad.

 

Facebook: venezolanosilustres

Twitter: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Día Mundial de la Arepa

Día Mundial de la Arepa

Día Mundial de la Arepa: ¡celébralo tú también! La arepa es, sin ninguna duda, uno de los alimentos preferidos por el venezolano. Hablar de la