Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Serenata Guayanesa: Un cuarteto que eleva la venezolanidad en la música

El cuarteto musical y folklórico, Serenata Guayanesa, regala alegrías a niños y adultos desde hace más de medio siglo. El conjunto fue reconocido como Patrimonio Cultural desde el 2011 con el propósito de preservar su obra artística para las futuras generaciones del país y el mundo. 

La agrupación de origen guayanés se ha ganado el respeto, cariño y la admiración de toda Venezuela por su calidad y amplia trayectoria en el género del folklore. Su música nunca ha pasado de moda, a pesar de que ya lleva un poco más de medio centenario que se escucha en las radios y emisoras del país. 

La extraordinaria herencia musical que ha construido Serenata Guayanesa a lo largo de todos estos años cobra especial importancia hoy día, época en la que existe un desagradable y avasallante remolino de ruidos, música que distorsiona el término mismo, sepulta la belleza sonora y opaca el esplendor de los verdaderos genios musicales. 

Serenata Guayanesa dispone de un repertorio de composiciones que se adapta a todas las edades y traspasa la barrera del tiempo con ritmos prodigiosos que se perpetúan y mueven la fibra emocional de cada uno de los que crecimos escuchándolos. En el presente le rendimos tributo y resaltamos sus logros en un momento, apoteósico, en el que cumple 51 años. 

Su nacimiento en tierras guayanesas

Serenata Guayanesa nace en agosto de 1971 en Ciudad Bolívar, edo. Bolívar, de la mano de sus fundadores, los músicos: Hernán Gamboa (tenor y primer cuatrista), Iván Pérez Rossi (barítono ligero y segundo cuatrista), César Pérez Rossi (barítono y percusionista) y Mauricio Castro Rodríguez (contratenor y percusionista). 

Este acontecimiento marca un hito en la historia del folklore musical de Venezuela, gracias a que sus canciones integran notas instrumentales originales y típicas, las letras describen nuestra tierra, sus escenarios naturales, la cultura de su pueblo y tradiciones. 

Cada frase melódica aflora el arraigo, la identidad nacional y promueve el sentir de la venezolanidad a través de un canto dirigido a todos sin distinción. En la década de los 70s Serenata Guayanesa reúne a cuatro artistas con experiencia empírica en la música. 

Todo comenzó en un evento informal en la casa del por ese entonces Gobernador del Estado Bolívar, Manuel Guarrido. Tal fue la impresión positiva del regente estatal que les pidió que grabaran un disco de larga duración (LP) que exaltara la música guayanesa.

Sin más, accedieron a la idea y decidieron materializar el proyecto grabando un LP acompañados por músicos de la región, uno de ellos fue el compositor Carmito Gamboa, padre de Hernán Gamboa, entre otros a cargo del violín, la mandolina, cuatro y el acordeón.

Las extraordinarias voces y gargantas para el canto de los cuatro jóvenes intérpretes se mezclaron para agregar tonos fascinantes y dar vida musical a Serenata Guayanesa, primer álbum independiente, grabado y producido por la agrupación y auspiciado por el gobierno regional. 

El debut y lanzamiento del compendio musical fue todo un éxito en la Feria de la Sapoara, celebrada en Ciudad Bolívar en 1971. Posteriormente fueron convocados a varios programas del canal de televisión nacional “Cadena Venezolana de Televisión” (hoy, Venezolana de Televisión, VTV) para dar a conocer su obra discográfica. 

Una anécdota graciosa durante sus inicios fue el hecho de que durante la entrevista televisiva no contaban con un nombre para la agrupación. por lo que al ser interrogados al respecto, por mera formalidad, bautizaron al grupo con el nombre del álbum. 

Primer contrato de la agrupación 

En 1972 firmaron su primer contrato con la disquera “Palacio de la Música” y luego editan sus discos con “Decca-London”, una empresa británica reconocida en Europa que se encarga de comercializar sus LPs en el mercado venezolano. 

Para el año 1978 el grupo lanza el disco de música navideña ”Serenata Guayanesa Volumen 5: Aguinaldos Populares Venezolanos”, con variedad de temas de aguinaldos acordes a la temporada decembrina. 

Serenata Guayanesa termina sus compromisos contractuales con la disquera “Palacio de la Música” a principios de los 80s para consolidar un contrato con la Organización Cisneros Sonorodven. Enseguida llevan a cabo un proyecto titulado “10 Años De Éxitos” con esta empresa, no obstante el contrato fue breve. 

El cuarteto pasa a formar parte del grupo de artistas de Sonográfica, obteniendo en poco tiempo cifras altas en ventas y reconocimientos por elevar a otro nivel la música popular del país. Sella su éxito en la década de los 80s cantándole a los niños los grandes e inolvidables clásicos tradicionales como: La pulga y el piojo, A la una, El Papagayo, La fiesta de los animales, Este niño Don Simón.

Serenata Guayanesa

Catálogo de canciones que enamoran

La carrera discográfica de Serenata Guayanesa ha sido brillante y digna de reverencia, sus cantos evocan letras y registros vocales que se insertan en la imaginación infinita de los niños. La pulga y el piojo es prueba de ello por su creatividad y calidad serenatera.

Su bien dotado inventario de canciones incluye: “El sapo”, “Casta paloma”, “¿Dónde está San Nicolás?”, “Calypso del Callao”, “Fiesta en Elorza”, “Aguinaldo criollo”, “El limonero”, “Corre caballito”, “El furruquero”,”Easter Morning”, “En mi pueblo había un río”, “A la una”, “Mis peroles”, “Caracas mi ciudad” y muchos más…

En Venezolanos Ilustres “sí marcamos la hora en el reloj” para honrar, en su 51° aniversario, a quienes componen con poesía, interpretan y sacan sonrisas a todos los venezolanos. Gracias Serenata Guayanesa por tanto amor a nuestra cultura y belleza musical que glorifica la música de Venezuela en el mundo.

Facebook: venezolanosilustres 

Twitter: @VEIlustres 

Instagram: venezolanos.ilustres

LinkedIn: venezolanosilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Ninoska del Valle

Ninoska del Valle, ejemplo de fe

Los venezolanos nos caracterizamos por ser personas de “Fe”, llenos de optimismo y positivismo. Una de estas personas es Ninoska del Valle, quien se ha