Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Luis Caballero Mejías, inventor de la Harina de Maíz Precocida

Cuando pensamos en algo delicioso, nos viene a la mente una arepa rellena con nuestro ingrediente favorito: pollo, queso, carne, plátano, ensalada, etc. Pero, alguna vez te has preguntado, ¿quién fue el creador de la harina de maíz precocida? En este artículo, te hablaremos de Luis Caballero Mejías Paz, el artífice de una mezcla de maíz que nos encanta a todos los venezolanos. 

Luis Caballero Mejías

El hombre de la arepa

Luis Caballero Mejías Paz es un caraqueño de pura cepa. Se desempeñó como ingeniero, profesor e investigador por muchos años. Si bien consiguió grandes logros académicos, es mayormente recordado por su hermoso legado: la arepa.

Y es que por muchos años, las abuelitas debían moler el maíz a mano para preparar una arepa, el plato gastronómico que más nos identifica a los que habitamos este terruño.

El proceso de moler el maíz era desgastante, se tenía que quitar la cáscara y el lumen de los granos, sin mencionar que había que desgranar y moler con fuerza grandes cantidades de maíz, para alimentar a toda la familia.

Mejías vio en este procedimiento una oportunidad para utilizar sus conocimientos investigativos, y en 1954 se aventuró a crear un método para desarrollar y fabricar a gran escala la harina precocida de maíz.

La arepera

 El invento del ingeniero mecánico fue patentado en 1954 bajo la denominación de “La arepera”, y número de patente 5176. En este punto se ocupó de tocar puertas, la primera fue la arepera de los “Hermanos Álvarez”.

El local se encontraba en Sabana Grande, Mejías le pidió a sus propietarios que prepararan las arepas con su fórmula de harina precocida. En ese momento, se encontraba allí nada más y nada menos que Lorenzo Mendoza Fleury, el dueño de Empresas Polar.

Años más tarde, el ingeniero requería una cirugía con urgencia para tratar un problema de salud grave. En su desesperación, le pidió a su esposa, Patria Pereira Álvarez, que le vendiera la fórmula a Lorenzo Mendoza. El empresario de la compañía Polar pagó por la patente 82,084.55 dólares, un total de 275,000 bolívares (el dólar equivalía a 3.35 Bs/$.)

Mejías murió en su Caracas natal el 12 de octubre de 1959. En vida jamás pensó en el alcance que tendría su invento: un producto obligado en la mesa de todos los venezolanos, y que nos llena de orgullo porque enaltece nuestra cocina.

En la actualidad, Empresas Polar sigue siendo dueña de la marca, con el nombre de Harina P.A.N. Y, desde el 10 de diciembre vende este producto en Venezuela y en muchos otros países del mundo.

Facebook: venezolanosilustres

X: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

LinkedIn: venezolanosilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Ariana Sáez

Ariana Sáez, la creadora de Hippi

Ariana Sáez es una mujer venezolana, ingeniera y emprendedora. Creadora además del proyecto Hippi del cual nos habló en esta amena entrevista. Una caraqueña que

ají margariteño tesoro culinario

Ají Margariteño tesoro culinario

El ají margariteño, un tesoro culinario, ha recibido el reconocimiento de Indicación Geográfica Protegida (IGP) por parte del Ministerio de Comercio Nacional, a través del