Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Versátil y sin miedo a los riesgos es Annaé Torrealba

“Se me reconoce como folclorista porque es el tipo de música que me dío escena pública, pero también soy bolerista, me gusta mucho cantar balada y pop, me fascina interpretar salsa, merengue y bossa nova, por eso me disfruté tanto los años en orquestas bailables”

Annaé Torrealba es cantante de música venezolana, pero eso no es lo único que logra definirla, aunque en gran parte la representa. Es una artista en todos los aspectos: cantante de diversos géneros desde sus 19 años, comenzando en la Estudiantina del Hogar Canario Venezolano. Fue extra como actriz en programas de televisión. Modelo que llegó a participar en tres concursos como Miss. Se desenvolvió por 15 años en orquestas bailables. Estudió relaciones públicas, teatro y locución. Además de haber grabado 3 discos de covers y 5 de estudio, es compositora. Muchos también la reconocen por ser la nieta de Juan Vicente Torrealba, quien la impregnó por el amor a la música y el arte.

La creencia de Annaé es que le encomendaron la tarea de hacer feliz a los demás con su voz como instrumento, lo que es recíproco porque le causa felicidad también a ella. Aunque inicialmente lo hacía para honrar a su abuelo, para continuar su legado y difundir su creación a las nuevas generaciones. Descubrió en el transcurso del viaje que era realmente lo que amaba, es parte de de ella misma y lo ama. Por eso se dedica a la música venezolana, porque es un sonido que la abraza y se siente como una fiesta. Es por su alegría, su riqueza rítmica, melódica, armónica y su colorido musical. “La música venezolana es como Venezuela y como los de este país, un mestizaje enriquecido de elementos que se complementan, un viaje constante de sensaciones apasionantes que conectan con los sentimientos y traducen las emociones”.

Annaé Torrealba
"Tuve gestaciones felices, plenas y saludables que disfruté intensamente"

Annaé siempre lleva un mensaje positivo, de esperanza y solidaridad

Annaé Torrealba es una mujer que se describe en constante  evolución profesional. Por eso no teme experimentar nuevas tendencias, aunque lo urbano y comercial no son una opción, porque a esta altura de su carrera ya tiene muy definido su estilo musical. Sin embargo, es algo que va más con su esencia, es versátil y sin miedo a los retos. Por ello se desenvuelve en su programa radial Sonidos de Venezuela. Lo ama y es su pasión. Con él ha podido conocer más de Venezuela, sus valores, recursos, talentos e historias.

Comenzó con Sonidos de Venezuela en Difusión Latina 97.7 por tantas entrevistas a las que asistió, así que le pareció que podía estar también del otro lado como presentadora. Además que cursó estudios de locución en la UCV. Debido a la radio, ha podido darle la mano a nuevos talentos, promover a los folkloristas olvidados en el tiempo, llevar un mensaje positivo de esperanza, solidaridad, decir a los cuatro vientos que “Venezuela es mucho más que malas noticias” y acercarse a un público maravilloso enamorado de este país tanto como ella. 

El reto en su programa radial ha sido la gestión que este lleva. Ella se encarga de todo: guiones, desarrollo de contenido y musicalización. Hacer radio es una responsabilidad y lo hace con dedicación porque le gusta lo que hace, más el compromiso con sus seguidores. Como cantautora, le ha sido duro, ser nieta de Juan Vicente Torrealba le ha abierto puertas, pero demostrar su habilidad y capacidad para hacer su propio camino ha sido un compromiso fuerte pero con buenos resultados. También ha tenido que enfrentarse a la dificultad de tratar de hacer las cosas a su manera, mostrar de forma diferente el sonido e imagen de la música venezolana le ha causado inconvenientes; su modo de vestir e interpretar su música es muy diferente al concepto tradicional que hay de las folcloristas, pero siempre ha sido auténtica, “y eso está bien para mi” agrega Torrealba

"Tuve gestaciones felices, plenas y saludables que disfruté intensamente"

Como madre de dos hijos, estos siempre han sido su prioridad. Annaé Torrealba es una artista de muchas facetas, pero también una excelente madre dedicada a su familia. Para ella, se trata de lo más bonito que le pasó en la vida. Ser madre no le causó impedimentos en su carrera artística, pero sí tuvo que asumir sacrificios profesionales. Cuando se trata de asumir varios roles, Annaé explica que una mamá que se encuentra trabajando siempre pensará que debería estar en casa, pero si está en casa, creerá que debería estar produciendo en su área. No obstante, su madurez le ha hecho reafirmar que no hay algo más importante que la familia. Los hijos van a crecer, el tiempo es veloz y lo mejor es acompañar y disfrutar el tiempo de maternidad todo lo que se pueda.

De hecho, estuvo tan dedicada a ambos aspectos de su vida que trabajó hasta un par de días antes de que nacieran sus hijos ¡se sentía de maravilla!. Es por ello que sus hijos fueron estimulados con distintas melodías de diferentes géneros, tienen muy buen oído por genética, son afinados y han crecido rodeados de música variada por los gustos eclécticos de sus padres.

Annaé Torrealba

Annaé es sinceridad y ocurrencias

Se define como una venezolana en todos los sentidos. Entusiasta, comprometida con su país y soñadora empedernida. Es una persona que asume retos, una mujer de fe, llena de esperanza y optimismo más allá de las circunstancias, romántica incurable, amante del baile, viajes por carretera y estar en familia. “Le tiene miedo a las escaleras mecánicas, detesta rayar queso y se limpia las manos en el mantel, porque uno no puede decir solo lo bueno! ja ja ja”

Annaé Torrealba nació, se crió y sigue viviendo en Caracas. Pero siente en Calabozo, Guarico, un hogar que nunca podrá olvidar. Solía ir en su juventud, los fines de semana, vacaciones y asuetos a casa de su abuela materna. Fue allí donde sus tíos de Arocha la motivaron a cantar. Vivió desde amistades hasta su primer romance, lo que le hace ver esta zona de Venezuela como la que siempre lleva en su corazón, además de Margarita, (vivió un tiempo en Pampatar) por lo que cree tiene una magia especial y Mérida también le encanta, en su infancia pudo viajar con su mamá y quedó cautivada. Por otra parte, sus platos favoritos son las cachapas con queso y cochino frito, las empanadas de queso o picadillo llanero y la pisca andina. Es que para Annaé, “Venezuela de punta a punta tiene un sabor que enamora”. 

Su próximo proyecto es seguir ejecutando labor social a través de su proyecto Música con Propósito. Recuerda que siempre dice que hará una última cosa y luego descansará, pero no puede evitar estar trabajando y creando planes constantemente, así que, puedes estar al tanto de sus novedades siguiéndola en cualquier red social como @annaetorrealba.

Su consejo para futuros artistas es que sigan estudiando para perfeccionar su talento, respeten el arte como profesión y cada día busquen una mejor versión de sí mismos. Para ella la vida artística es una carrera de resistencia, no de velocidad. La perseverancia y la determinación hacen la diferencia.

Annaé Torrealba
Annaé Torrealba es una cantante y compositora de música venezolana, modelo y locutora en Sonidos de Venezuela por Difusión Latina 97.7.

“Largos tiempos malos para el arte pero continuamos dando lo que podemos y siendo lo que somos, porque el público mientras peor está, más nos necesita.”

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Ariana Sáez

Ariana Sáez, la creadora de Hippi

Ariana Sáez es una mujer venezolana, ingeniera y emprendedora. Creadora además del proyecto Hippi del cual nos habló en esta amena entrevista. Una caraqueña que

ají margariteño tesoro culinario

Ají Margariteño tesoro culinario

El ají margariteño, un tesoro culinario, ha recibido el reconocimiento de Indicación Geográfica Protegida (IGP) por parte del Ministerio de Comercio Nacional, a través del