Manuel Guerrero: “Con amor todo es posible”

Manuel Guerrero, sin duda es el tipo de venezolanos que no solo nos llena de orgullo, sino que es el vivo ejemplo de que los límites solo están en la mente, pues tras quedar imposibilitado para caminar supo salir adelante y, descubrió la magia que puede hacer con sus manos a través de la repostería. Los invitamos a conocer esta motivadora historia, en la que también el amor y la voluntad juegan un papel trascendental, para la superación de cualquier obstáculo.

Esto es parte de lo que ha sido la vida de este joven emprendedor, que ha sabido continuar hacia el logro de sus sueños a pesar de estar en una silla de ruedas, a consecuencia de una caída que le ocasionó fractura de la columna vertical en el 2013.

Accidente que evidentemente, no le impidió continuar, pues esto lo llevó a cambiar sus estudios en diseño industrial por la repostería y no solo eso, sino que su marca Manu Cake “Repostería Artística”, es una de las más reconocidas en el estado Yaracuy.

Estado en el que por cierto nació este admirable joven que, con el apoyo de su mamá Marily Gutiérrez, un pilar fundamental para Manuel, ha redireccionado con éxito su vida.

Manu Cake, emprendimiento que ha roto paradigmas en Yaracuy

Tal como hemos indicado en párrafos anteriores, este emprendimiento se ha convertido en una pieza clave tanto en ingresos como de superación personal para Manuel, pues Manu Cake creado en el 2014 lo ha llevado a subir cada vez más de nivel, a cuidar cada detalle para que su obra artística hecha pastel quede impecable para ser entregada al cliente.

Proceso que inicia desde que le preguntan a este joven emprendedor sobre el presupuesto de una torta hasta la entrega de la misma. Fases en las que Guerrero además participa activamente en ofrecer sugerencias, ideas para cumplir con las expectativas del comprador.

Asimismo, les brinda una variedad y riquísima gama de sabores, entre los que destacan bizcochos tradicionales, de chocolate, de licores, bizcochos de zanahoria con ganache de chocolate y muchos más, otorgándoles además otros totalmente novedosos adaptados a sus gustos y a la decoración del pastel.

Diseños que además son personalizados y totalmente novedosos, “hemos desafiado hasta la gravedad para hacer nuestras creaciones, tallados a mano, de todo para que el cliente quede satisfecho”. Hecho que ha marcado la diferencia entre otros reposteros de la región y más, porque cada obra comestible hecha pastel es un reto para Manuel y todo su equipo, pues hay pasteles que tardan en hacerse entre dos y cuatro días, dependiendo del tamaño de los mismos. Toda una hazaña heroica que han sabido manejar.

Una anécdota reciente que nos comentó Guerrero, fue que duraron cuatro horas para armar un pastel que medía un poco más de un metro, el cual por supuesto, llevaron desarmado, pero al empezar a montarlo tal cual lo pautado, se dieron cuenta que no cabía, viéndose en la tarea de usar todos los recursos posibles para que la torta quedara justo como la “quinceañera” y su mamá querían.

Afortunadamente, lo lograron y sintieron una felicidad y satisfacción increíble al ver la sonrisa de sus clientes, al evidenciar el resultado final de su pedido, tal cual lo habían soñado.

¡Aprende con Manu Cake!

Pero Manu Cake, no solo ofrece ricas y novedosas tortas, sino que además te da la oportunidad de aprender con Manuel Guerrero el arte de hacer repostería. Talleres que comenzó a dictar tres años después de haber creado este emprendimiento.

“La experiencia ha sido espectacular, yo creo que ya llevo cuatro años haciendo cursos y formando nuevos emprendedores en el mundo de la repostería, que te puedo decir una cantidad, una cifra de…superamos ya las 400, 500 personas que nosotros hemos formado”, aseguró Manuel, añadiendo a su vez que es algo que lo llena de felicidad y de muchísimo orgullo “ver a cada uno de nuestros alumnos crecer y ver que aprendió de mí, que yo lo enseñé. Esto ha sido una de las cosas más valiosas que he podido tener. El conocer alumnos, el conocer personas y eso ha dado el reconocimiento que tengo hasta ahora”.

Manu Cake, definitivamente es producto del talento, del redescubrimiento personal de un hombre que nunca se dio por vencido, que por el contrario, quiso superarse y aquí está el resultado de tanto esfuerzo.

¿Quién es Manuel Guerrero?

Pero, llegó el momento de saber más sobre quién es Manuel, como ser humano, un poco de su sentir y sus gustos a través de las siguientes líneas.

“Manuel Guerrero es un muchacho emprendedor, alegre, carismático y con muchas ganas de vivir, que a pesar de las adversidades, de las condiciones y de cualquier cosa que nos ponga la vida, estamos dispuestos a enfrentarlo de la mejor manera”, fue parte de lo que nuestro increíble repostero nos comentó al referirse a su autoconcepto.

Asimismo, hubo algo que nos dijo “Manu” que nos gustó e hizo clic: “Dios tiene un propósito conmigo y es mostrarle al mundo que sí se puede, de que no importa estar en una silla de ruedas, ni en cualquier condición para nosotros poder lograr nuestros sueños, nuestras metas y echar para adelante como todo venezolano”.

Aunado a ello, Guerrero nos confesó que entre las cosas que lo mantiene motivado y soñando es el amor por su familia y el amor por lo que hace. ”Creo que eso es lo primordial, el apoyo de mi familia. Desde el comienzo, desde el primer día ha sido fundamental para crear mi carrera y para crear todos los sueños que tengo en mente para poder lograrlos”.

Sin embargo, el afamado repostero se expresó de una manera tan hermosa al referirse a su mamá, que no podemos dejar de compartirla con ustedes, nuestros fieles lectores. “Mi mamá es la creadora de mi vida, es la creadora de esa fuerza, de esas ganas de vivir que tengo porque es la que ha estado en todo momento. Ha sido la persona más especial en mi vida y que de alguna u otra forma sigue aquí conmigo luchando, haciendo compras, ayudándome con las tortas, trabajando conmigo y en su propio empleo. Manu Cake, “Diseño en repostería” no se hubiera creado.”

Haciendo alusión además, que el pensar en un pabellón criollo hecho por ella, acompañado por un refresco o una malta es sin duda, su plato típico venezolano favorito y que disfruta compartirlo tanto con ella como con sus dos hermanos y sus hermosos sobrinos. 

Mientras que el lugar de Venezuela que lleva en su corazón es San Felipe y su estado Yaracuy, en general. “Este es el espacio, el estado, el lugar, que llevo conmigo esté donde esté. San Felipe ha sido mi fuerza, mi abrigo, tantas cosas que puedo decirte, de la emoción que siento, el sentirme aquí, sentirme en mi tierra. De querer seguir luchando y emprendiendo en el mundo de la repostería y en mi carrera aquí en San Felipe es lo que más puedo disfrutar”. Estar con su gente, con el calorcito de San Felipe es lo que hace al gran Manuel Guerrero enraizar y prosperar aún más en esta bella tierra que lo vio nacer.

Conoce un poco más de él y sus espectaculares pasteles visitando su cuenta en Instagram @manucakedr.

Facebook: venezolanosilustres

Twitter: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

Compartir en:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados