Enero 2023
Enero 2023

Los Diablos Danzantes siguen vigentes

Los Diablos Danzantes son una expresión del folclore venezolano. Sus seguidores lo toman como una manifestación anual donde personas devotas (denominadas como promeseros) salen a danzar vestidos de rojo con máscaras grandes y muy coloridas. Se hace como celebración al Santísimo Sacramento, surge de la festividad del Corpus Christi (Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo) de la iglesia católica. Esta es justamente 9 jueves después del jueves santo. Esta danza se lleva a cabo en diversas zonas de Venezuela, cada uno con su propio estilo, siendo la más popular la que realizan en San Francisco de Yare, Estado Miranda.

Yare
Los Diablos Danzantes de Yare son una tradición venezolana declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.

Los danzantes salen por todo el pueblo, llevando su característica indumentaria al ritmo del Toque Corrío y La Bamba, los estilos musicales que utilizan en este Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, declarado por la UNESCO el 06 de diciembre de 2012.

Es la representación de la lucha existente entre el bien y el mal

La Fundación CIEV resume el ritual en: “El Toque Corrío es el que acompaña todo el recorrido por las calles y hasta la Iglesia. El cajero desarrolla distintos toques que terminan con toques pausados.

El jueves el rito empieza con la visita de los diablos al cementerio para rendir honores a los diablos fallecidos, luego van hasta el pórtico de la iglesia para escuchar la misa y se juramentan los nuevos diablos, cada nuevo promesero se dirige al sacerdote y le expresa las razones y el tiempo que pagará la promesa. Cuando termina la juramentación bailan frente a la iglesia, recorren las calles y visitan las casas de los vecinos. El rito finaliza con el baile de La Bamba que se hace en la casa del capataz.”

Kevin Morgado es el director de DiablosCorp, un estudio de arte donde actualmente se realizan las máscaras típicas, muy cercanos a la cofradía de los Diablos danzantes de Yare. El detalle es que Kevin viene de un linaje que por tradición y largos años han procedido a realizar las máscaras en Yare, (de hecho, su tío Juan es promesero y es el artesano en vida más antiguo en elaborar las máscaras). Para no perder la tradición ellos han hecho posible adaptarse a los cambios y ofrecer más a la cultura venezolana. Su esposa Dennisse Colmenares y él decidieron por un tiempo explorar ideas y realizar algunos trabajos, pero eligieron enfocarse por completo en la tradición, sumando a su madre, Yaritza Morgado (de la segunda generación del taller familiar) para mantener el trabajo de más de 50 años de la familia con DiablosCorp estudio, una forma contemporánea de llevar las máscaras a más personas, además de artesanía, souvenirs, entre otros. 

Morgado

El define la tradición como “la representación de la lucha existente entre el bien y el mal, en la que siempre triunfa y prevalece el bien.” Esta tradición es la herencia dejada por los ancestros y la mezcla cultural que define a los venezolanos. Uno de esos proyectos como estudio es Dos por los Diablos, donde utilizan su producto representativo es El DiabloDelux. Destinan un porcentaje de su venta a la producción de máscaras (producidas en el taller familiar, ¡por supuesto!), en el que pueden participar los mismos niños a los que se les va a entregar las máscaras para celebrar la tradición. 

Lo grandioso de esta tradición es que ha evolucionado, y a través de este emprendimiento de la familia Morgado se puede ver más grande el peso a la cultura venezolana ¡Se ve estupendo! Ellos como taller consideran que la mayor evolución ha sido en el concepto, técnica y colorimetría de las máscaras. Recuerda como al principio las máscaras no eran tan coloridas y las formas que predominaban eran: la del perro, el cochino, la vaca y la bruja. Con el pasar de los años los artesanos fueron incorporando nuevos personajes, diseños y paleta de colores. Por otra parte, los uniformes dejaron de ser coloridos para ser solo rojo el de los hombres y rojo-blanco de las mujeres.

Diablos Danzantes de 1949
Diablos de Yare en la actualidad

DiablosCorp difunde máscaras y toda la información posible sobre los Diablos danzantes

Como un niño que nació y se crío en la tradición de diablos danzantes de Yare, pasó muchas horas del día en el taller familiar, viendo a su abuela, tíos y madre trabajar en la elaboración de las máscaras, escuchando las anécdotas sobre los viajes en representación de la manifestación dentro y fuera de las fronteras con sus máscaras y cuadros, o cuando amanecía terminando un pedido o en vísperas del Corpus. Sin embargo, él no es un promesero, pero el estar muy conectado con este mundo lo hace un partícipe muy activo, difundiendo y prolongando la tradición.

DiablosCorp está íntimamente relacionada con la cofradía de los Diablos danzantes de Yare. Su tío Juan Morgado, encargado del Taller Morgado, les ha hecho las máscaras a cientos de miembros para bailar el día del corpus. Así que Diabloscorp es un hijo de este taller, y por supuesto mantienen la buena relación que ya existía y ha permanecido con los miembros de la cofradía. De hecho, su proyecto Dos por los Diablos está avalado y aprobado por la cofradía. Es la primera vez que una de las empresas o talleres que han hecho vida dentro del pueblo se involucra a este nivel para preservar la tradición de Yare.

Familia Morgado

Un papel muy destacado dentro de los danzantes son los promeseros, los hombres, mujeres, adolescentes, niños y niñas que por alguna situación (en su mayoría temas de salud), piden al Santísimo Sacramento del Altar su pronta mejoría, por lo que ofrecen por el favor concedido su danza y devoción. Luego está la distinción de diablos, clasificándose por jerarquía de acuerdo a la cantidad de cachos que estos llevan. En otros de los estados de Venezuela donde ejecutan la danza anual es en Aragua, Carabobo, Guárico y Vargas. DiablosCorp no ha logrado extenderse hasta esos estados de forma directa (porque claramente sus productos están disponibles para todo el país). Sin embargo, por un tiempo trataron de aliarse a dos cofradías del Estado Carabobo, pero el trabajo en el pueblo de Yare es tan demandante que tuvieron que dedicarse solo a un sitio. Desean visitar otras cofradías y esperan hacerlo pronto.

Las máscaras tradicionales representan el folklore y la artesanía, ellas no solo son utilizadas por los promeseros para danzar el día de Corpus Christi, sino que también son vendidas a turistas en formatos más pequeños para decorar espacios en sus casas u oficinas. Las nuestras son pequeñas obras de arte que nos permite llevar la tradición a sus hogares con un estilo más contemporáneo y colorido en una presentación de lujo.” Con un sello distintivo, DiablosCorp crea su estilo de pintura, sus paletas de colores, técnica y un concepto único. Sus máscaras son elaboradas en resina y miden aproximadamente 13 x 11,5 cm. La máscara tradicional es hecha a base de un engrudo y papel maché, sus medidas se aproximan a los 25 x 25 cm (la más pequeña) hasta 80 x 90 cm la más grande.

Uno de los productos que vende DiablosCorp Estudio: Morrogallo (trazado + pintura + pincel)
Kevin Morgado con una mini máscara de DiablosCorp

Mantener viva la tradición de los Diablos danzantes es un trabajo de hormigas, que requiere de mucho apoyo. Se basa en los conceptos más antiguos de la humanidad: trabajar en equipo. Se da entre la cofradía, los entes gubernamentales y la iglesia. Requiere planificación y logística además de los recaudos para gestionar todo. El pueblo de San Francisco de Yare está orgulloso de poder aportar con su trabajo el mantener viva una de las tradiciones más importantes. “…mientras exista un miembro de la cofradía diciendo “presente”, estará viva”. Cabe destacar que es impresionante los cambios ha sufrido esta tradición, afectado por la diáspora y la crisis. El taller familiar Morgado es el único de los 3 o 4 talleres históricos que aún sigue en pie, lo que pone en peligro la transferencia de técnicas, conocimientos y significados de una generación a otra. 

Para cada promesero es un honor y orgullo ser parte de la diablada y de rendirle tributo al santísimo sacramento en el altar por los favores concedidos. Comenta Kevin Morgado que por eso no cualquiera puede ser promesero, debe tener los sacramentos y cumplir con los lineamientos de la cofradía y la iglesia, además de pasar por una preparación antes de ser juramentado donde por devoción, amor y fe se compromete a danzar el dia de Corpus Christi por el tiempo que él así lo especifique.

Kevin Morgado
Kevin Morgado (director de DiablosCorp) junto a Carolina Plazola y José Plazola (artistas del taller)

Kevin Morgado considera que es de “…suma importancia trabajar y aportar nuestro talento para conservarla, evolucionar junto a ella y poder mantenerla vigente que también es un reto adicional.” Más que Diablos danzantes, para él es una tradición familiar que lleva en la sangre, es una herencia por la que se vive desde muy pequeño. Puedes conocer más sobre este increíble proyecto en su página web. Preguntas o peticiones especiales a su correo: diabloscorpp@gmail.com o seguirlos de cerca en su Instagram: Diabloscorp_estudio.

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados