Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Miguel Rojas | Joven astrónomo que apunta a la grandeza

Estamos ante una generación de relevo brillante, evolucionada y de pasiones poco usuales, lo que la convierte en una generación única que aportará grandes cambios en el mundo. Un ejemplo de ello es el joven venezolano Miguel Rojas, quien reside con sus padres en Barquisimeto, estado Lara y recibió un reconocimiento por parte de la Nasa al descubrir el asteroide 2021GG40. Una historia que les detallaremos a continuación.

Vamos a comenzar diciéndoles que Miguel Rojas, como el mismo se define: “es un joven común y corriente, apasionado de la astronomía y ciencias espaciales, muy decidido y enfocado en lo que sueña”, siendo uno de sus deseos “formar parte de las personas que generan un cambio en el mundo”.

Y vaya que está bien encaminado a lograrlo con ese reconocimiento otorgado por la Nasa, un galardón obtenido gracias a su pasión por la astronomía, que según nos contó, comenzó cuando tenía aproximadamente 4 años de edad, momento en el que tiene su primer libro llamado Atlas del cielo. “Este libro terminó de abrir mi mente y en ese momento sentí que esto era lo que quería para mi vida”, aseguró Miguel.

No obstante, también nos hizo hincapié que su prioridad no está en ser astronauta, sino que la ve como una opción. “Mi objetivo es formar parte de aquellas personas que realizan investigaciones y aportes de carácter científico en agencias espaciales para contribuir y acelerar la transición de la humanidad a una especie multiplanetaria”, agregó.

Aportes que ya comenzaron a dar sus frutos, por lo que ahondaremos más sobre cómo fue ese descubrimiento del asteroide 2021GG40.

¿Cómo Miguel descubrió este asteroide?

Nuestro entrevistado, Miguel Rojas, forma parte de un programa llamado Órbita CI 130, el cual participa en la campaña de asteroides. Una iniciativa que cuenta con la participación de la Universidad Hardin-Simmons.

No obstante, Miguel utiliza el telescopio que se encuentra en la Universidad de Hawai para realizar sus estudios, el cual lleva por nombre Pan-STARRS y que permite tomar fotografías al cinturón de asteroides, una zona del sistema solar situada entre Marte y Júpiter.

“Mediante un software llamado Astrométrica me encargo de analizar en detalle cada imagen para reconocer e identificar asteroides (tanto los descubiertos como aquellos desconocidos que aún no son identificados), preparo un reporte y luego lo envío a la coordinación de la campaña. Luego, un astrónomo compara mi reporte con la base de datos del centro de planetas menores y es allí cuando se determina si en mi reporte hay un nuevo posible asteroide. Si este es el caso, este asteroide se convierte en un descubrimiento preliminar”, describió nuestro joven astrónomo.

Asimismo, Miguel nos cuenta que, luego de pasar por la fase de descubrimiento preliminar: “varios observatorios a nivel internacional realizan observaciones en esa región en el espacio y, si todos los observatorios coinciden que allí hay algo, y ese algo es un asteroide, entonces se convierte en un descubrimiento provisional certificado por el Centro de Planetas Menores y el Observatorio Pan-STARRS auspiciado por la NASA”, lo que efectivamente ocurrió.

“El descubrimiento lo realicé en abril, pero fue en diciembre que pasó a ser Provisional. En el momento que me llamaron para darme la noticia, sentí una gran alegría; fue una emoción indescriptible. Le he dedicado muchísimo tiempo a estos estudios y ver el resultado me llena de mucho orgullo”, aseveró Miguel.

Y aunque, la astronomía es su mayor pasión, también sabe equilibrarla con sus estudios académicos. Al respecto, nos comentó: “mis días son muy planificados. La astronomía es mucho más que una pasión, es parte de mi formación, por lo tanto distribuyo muy bien el tiempo para poder cumplir con mis actividades escolares, formativas y con el deporte”, porque cabe destacar que el joven Miguel practica boxeo y tenis.

Asimismo, siente gusto por los idiomas, por lo que actualmente estudia inglés y francés. “También disfruto mucho escuchar música y ver películas. En un futuro, me gustaría probar otros deportes y nuevos idiomas”, destacó nuestro “pequeño gran” astrónomo.

Además de lo que mencionamos en el párrafo anterior, su sueño es poder pertenecer al equipo de una agencia espacial, como por ejemplo Space X o la NASA, “o quizás formar mi propia empresa y poder de esta manera realizar un aporte y dejar una huella en la humanidad”.

Sueño que sería más cuesta arriba sin el apoyo de sus padres, pero que afortunadamente no es su caso. Ellos están siempre con él y enseñándole valores importantísimos como la responsabilidad, solidaridad y sobre todo “creer en mí y que luche por mis sueños”, añadió Miguel.

Miguel Rojas desde otra óptica

Ya hemos conocido lo que es el día a día de Miguel, un joven apasionado por la astronomía, quien, a pesar de su corta edad, ha aprendido a equilibrar todas sus tareas, gustos y pasiones en pro de materializar sus sueños y hacer lo que realmente lo hace feliz.

Sin embargo, es momento de ver su lado más personal. Es por ello que no podíamos dejar de interrogarlo y saber su sentir por nuestro país, Venezuela, a lo que nos respondió que las playas las lleva en el corazón y que la empanada de cazón a la orilla del mar es su plato típico venezolano favorito.

Respuestas que nos dejan ver a un muchacho humilde, maduro, con muchas ganas de marcar la diferencia. Si no, que lo diga su profesora de 4to grado de primaria, a quien corrigió y en tono molesto le indicó a Miguel que diera la clase, lo cual hizo sin pensar y al final fue aplaudido y aupado por sus compañeros de clase, mientras le decían que era muy buen profesor.

Anécdota que nos deja ver que no debemos subestimar a los jóvenes y nacientes talentos, pues, como dijimos al principio de esta entrevista, nuestra generación de relevo viene con otra mentalidad totalmente distinta, abierta e innovadora, en especial la de Miguel, que ya cuenta un reconocimiento por parte de la NASA, lo que nos hace sentir orgullosos de él.

Y por esa sapiencia y aplomo, le pedimos que finalizara este encuentro con un mensaje para esos niños y adolescentes que quieren logran su sueño, a lo que expresó: “no importa que tengan intereses y sueños distintos al promedio, trabajen y luchen por ellos, crean en ustedes mismos que con estudio y constancia sí se puede”.  Miguel Rojas es una muestra de ello, así que los invitamos a seguir a este joven orgullo nacional a través de su Instagram  @miguelrojasr14.

Facebook: venezolanosilustres

Twitter: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Ninoska del Valle

Ninoska del Valle, ejemplo de fe

Los venezolanos nos caracterizamos por ser personas de “Fe”, llenos de optimismo y positivismo. Una de estas personas es Ninoska del Valle, quien se ha