Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ronald Maldonado lleva el queso venezolano a ser Premium

Una cosa que siempre ha caracterizado al venezolano es su pasión por la comida, bien sea comiendo magníficos platos en compañía de amigos y familiares, o disfrutando de la preparación de los mismos y sus acompañantes. Sin embargo, muchos de los ingredientes que se necesitan para su preparación no se consiguen cuando se está fuera de nuestras fronteras. Uno de ellos es el queso, pero el ingeniero Ronald Maldonado ha querido cambiar eso. 

Esa es la razón por la que tiene años trabajando desarrollando la planificación, instalación y puesta a punto de líneas de producción enfocada en lácteos, en especial su producto estrella el queso. A la par de llevar una excelente carrera académica. Pero este ingeniero agrónomo y doctor en tecnología de la ciencia de los alimentos tiene mucho más que contar, como bien lo demostró en la entrevista que nos concedió para esta nueva edición de Venezolanos Ilustres. 

Ronald Maldonado
Como innovador del Pasteurizador Modular

Conoce a Ronald Maldonado, el maracayero que sigue apostando por Venezuela 

Ronald Maldonado nació en la ciudad jardín de Venezuela: Maracay, estado Aragua. Y a diferencia de lo que muchos piensan, el doctor Maldonado sigue viviendo en esta ciudad, en específico en el casco histórico, rodeado de los grandes sitios que tiene para ofrecer Maracay. Pero esto no le ha impedido amar otros lugares del país, como lo son los sitios natales de sus padres, Edelmira Gómez y Azarías de Jesús Maldonado, Guárico y Mérida respectivamente.

Cómo bien él comenta “…el granero de Venezuela, en donde nació mi Sra. Madre, profesora de inglés egresada del pedagógico de Maracay y madre de 3 hijos… La ciudad de los caballeros. Lugar de nacimiento de mi Sr. Padre, en donde pase gran parte de mi niñez al lado de las imponentes montañas y paisajes hermosos que las rodea.”

El ingeniero Ronald se define a sí mismo “como una persona noble, humilde, amable, caballero, trabajador, alegre, carismático, innovador, deportista, amante de la naturaleza y de la familia.” De hecho su familia es lo que lo impulsa a seguir su pasión por los alimentos y formación como académico, “Sin duda mis hijos Sebastián y Elena Edelmira, mi esposa Flor y en general toda la familia Gómez-Maldonado.” 

Podemos asegurar que la definición propia del ingeniero Maldonado es muy acertada, ya que sus palabras demuestran no solo una pasión infinita por lo que hace, sino que también por aquello que lleve el sello venezolano y unas ganas de superación en su área de trabajo profesional. La frase que puede sumarizar quién es Ronald Maldonado va de esta forma: “Las buenas intenciones de tu corazón, lograran cosas maravillosas e inesperadas en tu vida.” 

Y en las próximas líneas podemos ver como el buen corazón y la determinación ha logrado que cosas maravillosas se le presenten al doctor Maldonado en su carrera y su vida. ¡Sigue leyendo!

Los lácteos se han vuelto el objeto de estudio del ingeniero Ronald Maldonado 

El doctor Maldonado nos comenta que el lugar de origen de su madre influyó mucho en su decisión de estudiar agronomía, no sólo en él sino que sus dos hermanos también se fueron por este camino. Guárico es conocido como el granero de Venezuela, es donde se cultiva y cosecha gran parte de la producción agronómica del país. Pero el joven Ronald encontró en la ingeniería la forma de cambiar su visión de los cultivos y los alimentos, después de todo, esta profesión es la que cambia al mundo a través de innovaciones. 

Los profesores Emperatriz Pacheco de Delahaye, experta en cereales y fibra dietética, y Luis Llanca, experto en Quesos y Tecnología de Productos Lácteos, fueron los que empujaron a Ronald Maldonado a seguir la senda de la ciencia de los alimentos. Pero este último, con el profesor Rafael Oyón experto en queso llanero, fueron los que lo guiaron para que concentrara sus investigaciones en esta área.

Prof. Rafael Oyon
Prof. Rafael Oyon.

Pero Ronald no sólo quiso concentrarse en mejorar la producción de lácteos en el país, sino que decidió ir a la base de toda innovación, la investigación académica. Gracias a su trabajo como investigador y ahora profesor titular de la Universidad Central de Venezuela. Cargo obtenido este año 2022, gracias a su libro “Tecnología de Elaboración de Quesos. Principios y Fundamentos”.

Sin embargo esta carrera en la docencia universitaria comenzaría por allá en el año 2000, como bien decían nuevo milenio nuevos comienzos, y para el ingeniero Ronald era hora de entrar en la plantilla profesoral de su alma mater, ya que la UCV estaba jubilando a gran parte de sus profesores. Como nos comenta: 

“Mis primeros pasos fueron como investigador adscrito al programa de investigador novel (PIN), coordinado entre la UCV y CONICIT para la reposición de cargos y futuros investigadores de la UCV. Comienzo entonces como profesor instructor asignado a la estación experimental Bajo Seco, de la mano del Ing. Cruz Berbin y como tutor a la profesora Emperatriz Pacheco de Delahaye. Posteriormente, soy conducido a la investigación en el campo de los lácteos con la tutoría del profesor Luis Llanca y demás miembros de la cátedra de Tecnología de Productos Lácteos.”

La ingeniería es la base de sus éxitos

Por supuesto junto con sus investigaciones académicas, también continúa su preparación profesional, convirtiéndose en especialista en gerencia y estadista gracias al profesor Lusbi Herrera. Al adentrarse a estas áreas es influenciado a los Sistemas de Gerencia y control estadístico de procesos, por medio de profesores como la Dra. Margarita Cobo, Dr. Franklin Chacín, Dr.  Nilo Rivas, Profa. Lucia de Fariña y Prof. Wilfred Machado.

Y la experiencia en las ramas de la ingeniería, la gerencia y la estadística lo conducen a comenzar y obtener su doctorado en Tecnología de la Ciencia de los Alimentos (PhD in Food Science and Technology) otorgado por la prestigiosa Universidad de Luisiana en los Estados Unidos. Esto ocurrió durante los años 2009 y 2013, donde estuvo bajo la tutoría de los profesores: Dr. Witoon Parinyawitwankul, Dr. Bernave Melendez, Dr. Ivelio Arispe y Dr. Charles Boeneke.

Ronald en la Universidad de Luisianna
En la Universidad de Luisiana (LSU).

Como un dato curioso su camino en el área de las líneas de producción de alimentos comenzó en la compañía Pasta Sandoni de la mano de los Ing. José Sindoni y Luis Saá, que le permitió ganar experiencia e incluso realizar su primera publicación científica. Sus investigaciones se han centrado mayormente en el área de los quesos de pasta hilada venezolanos. 

Su proyecto actual, sigue en el área de los lácteos, pero se enfoca en otro producto. Como nos explica: “Contribuir a la instalación y puesta a punto de la línea de producción de yogur batido en la empresa Harvest Home Dairy, ubicada en Crestwood, Kentucky, USA.”

Ronald Maldonado en su trabajo
Trabajando en la planta de quesos HHD. Kentucky. USA.

Y es precisamente en este estado que logra el reconocimiento de sus quesos. Es una historia de éxito inesperado, en el año 2013 el empresario estadounidense Bob Klingenfus contacta al Ing. Maldonado para asesoramiento. El mismo trataba de instalar y poner en funcionamiento una fábrica de quesos orgánicos. Lo que llevó a que la empresa Harvest se dedicara a la creación de quesos, donde Ronald elabora y crea más de 21 tipos. Además de planificar nuevos tipos, donde por supuesto se incluyen los venezolanos como el de mano o el palmizulia. 

Ronald con los dueños de HHD
Recibiendo premiación en Kentucky con los dueños de Harvest Home Dairy.

Actualmente, varios de estos quesos han obtenido la categoría premium, entre ellos: Jack Pepper, Gouda, Cheddar, Smoke Gouda y el queso Suizo. También ha ganado medallas en las distintas ferias que se realizan en esa región del país norteamericano, una de ellas con un queso cuya inspiración viene de nuestro queso de mano. La popularidad de los quesos creados por el Doctor Maldonado solo siguen subiendo.

Premios de Ronald en Kentucky
Premios en Kentucky.

Palabras de cierre del Ing. Ronald Maldonado

Para cerrar esta entrevista Ronald nos comenta que considera que la clave de los distintos éxitos en su amplia carrera, es haber sido perseverante en sus objetivos, los cuales siempre han sido muy claros a lo largo de su vida, además de haber contado con muy buenos tutores que confiaron en él. También considera que no ha habido una situación que marcará un antes y después en su vida, pero sí que su paso como profesor instructor entre el 2004 y el 2006 “fue un tremendo aprendizaje que influyó a lo largo de mi carrera como profesor.”

También vuelve a referirse a su familia al contarnos que se casó en 2001, hito que moldeó de otra forma su carrera profesional, ya que ahora es responsable de su propio núcleo familiar. Pero considera que todas las personas que lo han acompañado a lo largo de su vida y su carrera lo han protegido de una forma u otra: “Afortunadamente, siempre he estado como en una especie de burbuja de cristal, en donde mis padres, mis maestros, mis tutores y mi familia me han protegido de alguna manera de esos momentos cruciales en la vida.”

Cuando se refiere a sus modelos a seguir nos encontramos a un profesional muy agradecido de las personas que lo han formado: “Siempre quise seguir los pasos de mi tutora la Profesora Emperatriz Pacheco de Delahaye. Desde el cielo en que ella está, siento que le he cumplido en toda su extensión, la labor que me encomendó. Lograr la excelencia académica, llegar a tener todos mis ascensos al día y no dejar de escribir e investigar. También, tengo como modelo al Profesor Vidal Rodríguez Lemoine, que me formó en la investigación.”

Y la anécdota más loca que le ha pasado en todos estos años ha sido mientras estudiaba su doctorado en la Universidad de Luisiana, donde llega un día normal de clase y va derecho al laboratorio de análisis sensorial del Dr. Witoon, pero se extraña al no ver a nadie, así que decide llamar a un compañero: “… le explico la situación. A lo que me preguntó exactamente dónde estaba. Naturalmente le digo, ¿dónde más? en el laboratorio de análisis sensorial del Dr. Witoon. Alarmado me dice que salga inmediatamente de ese sitio y que me aleje lo más pronto posible porque emitieron desde temprano una alerta de Bomba. ¡Allí pasó por mi mente la película de mi vida!”

Ronald Maldonado
Con Dr. Boeneke en la Universidad de Louisiana.

Como punto final, este maracayero que disfruta del pabellón criollo, el mondongo y las pastas al estilo venezolano, deja el siguiente mensaje a aquellos jóvenes que quieran seguir el camino de la ingeniería en cualquiera de sus ramas: “Formarse en el área académica y aplicar esos conocimientos a nivel de su entorno, para el beneficio de la sociedad.” 

Si quieren comunicarse con el Ing. Ronald Maldonado lo pueden hacer a través de estos medios:

Email: maldonar@gmail.com 

Instagram: @ronaldjosemaldonado

Youtube: Quesería Básica

Facebook: Rjmg Rjacademico

Facebook: venezolanosilustres 

Twitter: @VEIlustres 

Instagram: venezolanos.ilustres

LinkedIn: venezolanosilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Ariana Sáez

Ariana Sáez, la creadora de Hippi

Ariana Sáez es una mujer venezolana, ingeniera y emprendedora. Creadora además del proyecto Hippi del cual nos habló en esta amena entrevista. Una caraqueña que

ají margariteño tesoro culinario

Ají Margariteño tesoro culinario

El ají margariteño, un tesoro culinario, ha recibido el reconocimiento de Indicación Geográfica Protegida (IGP) por parte del Ministerio de Comercio Nacional, a través del