Rómulo Betancourt, el padre de la democracia venezolana

“No profeso ese universalismo de quienes se auto titulan ‘ciudadanos del mundo’. Antes que todo y primero que todo, soy venezolano. Siento y pienso como ciudadano. El interés por mi país lo antepongo, resueltamente al de otra nación“. El País (11 enero 1944).

Rómulo Betancourt fue uno de los líderes democráticos de venezuela, fue parte de la  Generación del 28 junto a otros estudiantes. Fue presidente, escritor, politólogo y presidente del partido político Acción Democrática.

Betancourt se volvió el primer presidente electo el 19 de octubre de 1945, dando así un giro al estado Venezolano, formando una transición de la república a la democracia, lo que muchos historiadores consideran de las eras más difíciles. Las prioridades de su gobierno eran: “instaurar el sufragio libre, directo, universal y secreto; otorgar plena garantía a los partidos políticos, combatir la corrupción administrativa y aliviar el costo de la vida.”

Su carrera política comenzó desde su juventud como dirigente estudiantil

Un 22 de febrero de 1908 en Guatire, estado Miranda, nació Rómulo Ernesto Betancourt Bello, hijo de Luis Betancourt, quien vino de las Islas Canarias y Virginia Bello también de Guatire. Su familia compuesta por 5 miembros incluía a dos hermanas, María Teresa y Helena. En su educación destacan los años que asistió al Liceo Caracas, donde Romulo Gallegos fue director y maestro, donde además recibió enseñanzas de Fernando Paz Castillo, Caracciolo Parra León y José Antonio Ramos Sucre. Para 1927 ya era estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela, logró desenvolverse en un bufete jurídico y el Colegio de Abogados y Defensores. Durante todos sus años de estudiante siempre tuvo interés por la  lectura y escritura.

Rómulo Betancourt fue miembro activo de las protestas contra el dictador Juan Vicente Gómez, acompañando a la llamada Generación del 28, donde también pertenecieron  Jóvito Villalba, Raúl Leoni, Andrés Eloy Blanco, Armando Zuloaga, Miguel Acosta Saignes, Pío Tamayo, Joaquín Gabaldón Márquez, Guillermo Prince Lara y Juan Oropeza. Muchos de estos en años posteriores fueron aliados y compañeros de Betancourt. Participa en las protestas del 6 al 12 de febrero de 1928 causando el encarcelamiento en el Castillo Libertador de Puerto Cabello, lo que fue tomando como su “bautismo político”. Posterior a la libertad de este evento, Rómulo se encuentra de nuevo en la lucha, ganándose la persecución y hasta exilio; consiguiendo refugio el 6 de junio en la isla de Curazao.

Este momento que parecía una derrota para Betancourt, fue en realidad la oportunidad para continuar instruyéndose en el mundo político, creando conexiones y alianzas. Estuvo en República Dominicana, donde conoció a Carmen Valverde (su primera esposa). En 1930 viajó a Barranquilla, conoció a varios intelectuales colombianos y a José Vasconcelos, luego viajó a Perú y Bolivia. En 1931 funda la Alianza Revolucionaria de Izquierdas (ARDI) en Barranquilla donde rectifica su compromiso con Venezuela, diciendo que “la revolución contra el gomecismo no puede basarse en la obra exclusiva de la clase obrera, sino a una alianza de clases.” Crea el Plan de Barranquilla durante el mismo año. Posteriormente en 1935 vuelve a Costa Rica, donde dura 4 años. Se vuelve profesor en la Universidad Popular y se vuelve un miembro del Partido Comunista Costarricense y director del diario de ese partido llamado Trabajo. Incluso ayudó a fundar el Partido Comunista en el ya mencionado país. Durante su estadía en meses posteriores el país decretó una orden para expulsarlo, por lo que vuelve al anonimato, en 1934 se casa con Carmen Valverde, en años siguientes la pareja concibe a su única hija Virginia Betancourt. Rómulo logra regresar a su país natal el 5 de enero de 1936 luego de fallecer Juan Vicente Gómez.

Rómulo Betancourt. CR: hableconmigo

A su regreso consigue una Venezuela liderada por el presidente designado provisional Eleazar López Contreras, quien luego es ratificado como presidente constitucional. Habló públicamente de la necesidad de formar un partido político con orientación democrática, y hasta llegó a unirse brevemente en la comisión organizadora del Partido Comunista de Venezuela (PCV). Luego decide unirse al partido que comenzaba a crecer, el Movimiento de Organización Venezolana (ORVE) llegando a tomar el rol de Secretario General. Al tiempo es nuevamente llevado preso por 15 días por estar entre las huelgas contra la aprobación de una ley de Orden Público. Lo que lleva en 1936 a Elbano Mibelli, Gobernador del Distrito Federal, revocar el permiso de funcionamiento a ORVE y PRP. Estos dos partidos junto al  Bloque Nacional Democrático (BND) del Zulia, forman el nuevo Partido Democrático Nacional (PDN), con ideología de izquierda democrática no lopecista. Aquí Betancourt se alza como Secretario de Organización. Sin embargo, son rechazados sus intentos por parte del gobierno en 1937, llevando a 46 opositores del país a ser expulsados. Betancourt rechaza la expulsión y decide vivir en la clandestinidad, tomando otra identidad. PDN no muere, sigue funcionando en secreto hasta volverse en dos años una fuerza política importante. No obstante, Rómulo es detenido y desterrado a Chile el 20 de octubre de 1939.

Este segundo exilio duró año y medio, aproximadamente. Tiempo en el que no se desatiende de la situación política y social de venezuela y el mundo, recordando que eran años de las crisis a cargo de Benito Mussolini y Adolf Hitler. Lo que hizo a Betancourt escribir sobre el panorama americano y mundial. Aunque estaba acusado de ser comunista, Rómulo mantenía su discurso. “No creo ni siquiera necesario insistir en cuál es mi posición ideológica. Usted la conoce desde hace tiempo, y sabe que nada, absolutamente nada, me liga a la Internacional Comunista, ni al llamado Partido Comunista de Venezuela. Tengo una confesa y definida posición democrática, que no colinda con el espíritu ni con la letra de nuestra Carta Constitucional.”

En Chile pudo presentar su discurso de visión de unión latinoamericana en el Teatro Caupolicán de Santiago de Chile, dar conferencias en la Universidad de Chile y cumbres socialistas, hasta relacionarse con el Partido Socialista Chileno, entre quienes figuraban Óscar Schnake, Salvador Allende y el derechista Arturo Alessandri. Logrando reconocimiento y respeto en la izquierda latinoamericana. En 1941 asiste a Argentina y Uruguay, dictando conferencias en las Universidades de La Plata y de Concepción, antes de regresar a Venezuela incluso recibe homenajes por estos tres países donde pudo pasar un tiempo.

Regresa a Venezuela cuando se cumple el tiempo de su expulsión, el 5 de febrero de 1941, durante los últimos meses del Gobierno de López Contreras. Comienza a promover la candidatura de Rómulo Gallegos, pero resulta elegido Isaías Medina Angarita. En vista de que la legalización del PDN no se cumple, decide crear un nuevo partido llamándolo AD (Acción Democrática), este si logra ser legalizado durante junio del mismo año. Aquí se vuelve el Secretario General del conocido Partido Blanco, descrito por Rómulo Betancourt como “democrático, policlasista, nacionalista, integrador, americanista y antiimperialista, de ideología leninista.” Aunque Betancourt junto AD se mantienen en buenos términos con el gobierno de Medina, sugiere cambios en la producción nacional y el pago por parte de las compañías transnacionales explotadoras de petróleo venezolano.

En 1944 Rómulo está más cerca del trabajo de servicio público, aceptando el cargo como Concejal por la Parroquia San Agustín de Caracas. Y en 1945 debido a la aceptación de Acción Democrática, comienzan las peticiones de legalizar las elecciones libres, lo que el gobierno rechaza pero lleva a la insurrección donde estuvo presente Betancourt, derrocando el gobierno de Medina Angarita el 18 de octubre de 1945.

El primer partido moderno en la historia Venezolana fue Acción Democrática

En el golpe de estado de 1945 estuvieron involucrados Marcos Pérez Jiménez, Carlos Delgado Chalbaud, Mario Vargas, Acción Democrática y por supuesto, Rómulo Betancourt. El 17 de octubre del mismo año hubo un mitin en Nuevo Circo, pero Medina Angarita se negaba al sufragio libre, causando así el alzamiento que dio resultados para el 19 de octubre, cuando se firmaba un acta de nuevo Gobierno. Entre civiles y militares reunidos en el Palacio de Miraflores cumpliendo el papel del Poder Ejecutivo Nacional. Para la ocasión estuvieron presentes Rómulo Betancourt, Luis Beltrán Prieto Figueroa, Raúl Leoni, Edmundo Fernández, Gonzalo Barrios,  Carlos Delgado Chalbaud y Mario Vargas.

Con el Trienio Adeco se inauguró la democracia, logrando formar una Asamblea Constituyente que redactó la Constitución de Venezuela de 1947, donde se presentaron diversos decretos como ley de emergencia. Fue en este periodo cuando se crearon muchos sindicatos y la Confederación Venezolana de Trabajadores (CTV). Durante este tiempo es cuando Rómulo Betancourt expresó que “Si el pueblo es el soberano, hay que educar al soberano”, por lo tanto se invirtió en la educación, se creó la reforma educativa garantizando la instrucción primaria pública a toda la población y campañas de alfabetización. Venezuela recibió inmigrantes europeos quienes buscaban refugio de la Segunda Guerra Mundial, creando el tratado Organización Internacional para los Refugiados de las Naciones Unidas. El  1 de abril de 1946 se instaló el Consejo Supremo Electoral por primera vez y el 17 de diciembre se constituyó la nueva Asamblea Constituyente. Fue el 5 de julio de 1947 cuando entró en vigencia la nueva constitución y fue momento de apertura para las primeras elecciones presidenciales en Venezuela, las cuales se llevaron a cabo el 14 de diciembre de 1947.

Rómulo Betancourt
Rómulo Betancourt, 1946

“Los padres de la Patria no se propusieron signar en los mapas parcelamientos nacionales, cerrados lotes para el regodeo de caudillos y de castas. Quisieron, ante todo, forjar una conciencia republicana, un sentimiento democrático, fórmulas de convivencia que hicieran posibles las contradicciones que encierra la lucha política”. – Rómulo Betancourt

El 15 de febrero de 1948 Rómulo dejó su rol para entregar a Rómulo Gallegos su título como  presidente de Venezuela, en diciembre de 1947 había sido un momento histórico por ser la primera vez que la población tenía derecho a elegir. Betancourt continúo como secretario General de Acción Democrática y el 30 de mayo fue elegido Presidente de Acción Democrática. Pero el 24 de noviembre debe huir por el golpe de estado y derrocamiento del presidente Gallegos a cargo de Carlos Delgado Chalbaud, llevando a Betancourt a un tercer exilio desde el 23 de enero de 1949.

Ese fue el exilio más largo, casi diez años, sin embargo, no descuidó su labor, “Dar a conocer a América lo acontecido en Venezuela y laborar intensamente por la liberación de nuestro pueblo.” Regresó a Venezuela el 9 de febrero de 1958. Ejecuta una gira por el país, crea una sede para Acción Democrática compuesto por campesinado, trabajadores y estudiantes. Fue parte del Pacto de Puntofijo. Para el 21 de noviembre de 1958 hizo pública su determinación a ser presidente de la República. Se enfrentaba a Wolfgang Larrazábal del partido Unión Republicana Democrática y Rafael Caldera de COPEI. El 7 de diciembre de 1958 Rómulo Betancourt ganó la Presidencia con 1.284. 092 votos, estando a cargo del país entre el período constitucional 1959-1964.

En  1964 cumple con su palabra entregando la Presidencia a Raúl Leoni. Se dedicó a viajar, a realizar estudios e incluso vive en Berna (Suiza). Regresa a Venezuela en marzo de 1972, muchos creyeron que volvería a postularse pero no fue así, al contrario, terminó apoyando en otros aspectos. Comenzó a recibir reconocimientos, como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Harvard, Universidad de California y Universidad de Rutgers. En 1968 se casó por segunda vez con Renée Hartman. En 1978 recibe otro Doctorado Honoris Causa por la Universidad Interamericana de Puerto Rico. Sus últimos años fueron entre Caracas y Nueva York. Sufre el 24 de septiembre de 1981 de un derrame cerebral y el 28 de septiembre fallece en el Doctor´s Hospital de Nueva York, cuando tenía 73 años. Sin embargo, sus restos fueron trasladados a Venezuela.

Desde 1932 hasta 1991 hay registros de publicaciones de libros bajo el nombre de Romulo Betancourt. Su gestión estuvo caracterizada por la “reforma agraria, generalizó la negociación colectiva y dio un fuerte impulso a la economía venezolana con su política proteccionista y de obras públicas”.

Facebook: venezolanosilustres

Twitter: @VEIlustres

Instagram: venezolanos.ilustres

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Patrocinado por

También puedes ver

Otros articulos relacionados

Día Mundial de la Arepa

Día Mundial de la Arepa

Día Mundial de la Arepa: ¡celébralo tú también! La arepa es, sin ninguna duda, uno de los alimentos preferidos por el venezolano. Hablar de la